No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Zona Sísmica

La llegada nocturna a Baja California de las tropas de la recién estrenada Guardia Nacional dio esperanzas a muchas personas.

Por Zona Sísmica

Los Guardias

La llegada nocturna a Baja California de las tropas de la recién estrenada Guardia Nacional dio esperanzas a muchas personas de que disminuya la delincuencia, y sobre todo, meter en cintura al crimen organizado.

Aunque hay quienes señalan que han visto el despliegue de la nueva corporación del presidente Andrés Manuel López Obrador, como cuando el ahora ex presidente Enrique Peña Nieto creó dentro de la Policía Federal la división de Gendarmería, o como cuando el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa mandó a las Fuerzas Federales, también de la Policía Federal.

O más atrás aún, cuando a principios del nuevo siglo llegaron las Fuerzas Federales de Apoyo, que eran militares vestidos con uniforme gris, al mando del general Francisco Arellano Noblecía.

En el caso de la Guardia Nacional, también se trata de militares con otro uniforme.

Hay quienes creen que con la sola presencia del nuevo cuerpo policiaco-militar va a dar resultados en el combate a los criminales.

Pero si la Guardia Nacional no trae personal de Inteligencia, con objetivos claros, con las ubicaciones de las zonas de mayor peligro y no hay coordinación con las corporaciones policiacas locales y estatales, difícilmente podrán dar buenos resultados.

Ya ha ocurrido en otras ocasiones cuando llegan fuertes operativos o corporaciones del Sur del país, como las mencionadas líneas antes, los elementos policiacos acaban realizando revisiones de "picaderos" para detener adictos a las drogas o personas que cometen faltas a los Bandos de Policía.

De momento, ayer en las oficinas de la Policía Federal, en Tijuana, sostuvieron una reunión matutina algunos mandos de la Guardia Nacional que llegaron con otros jefes policiacos, entre los que estuvo el Subprocurador de Justicia de Tijuana Jorge Álvarez.

Si hay coordinación con el resto de las corporaciones, la Guardia Nacional puede dar buenos resultados, aunque de momento se espera que con su presencia al menos inhiban a los delincuentes y disminuyan algunos delitos.

El retiro

Dicen que los magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), donde firma como presidente Salvador Juan Ortiz Morales, aún andan felices por el haber de retiro obtenido gracias a una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), donde se ordenó al Congreso del Estado regular esa prestación.

De hecho la reforma constitucional para poder otorgar el haber de retiro a los magistrados entró en vigor desde el 1 de junio pasado y, en este momento, el Consejo de la Judicatura debe tener ya avanzado el Reglamento relativo al Haber de Retiro, puesto que el tercer artículo transitorio les da un término de 90 días para su expedición.

Aunque hay jurisconsultos que señalan que los togados, a pesar de su largo colmillo, no leyeron las "letras chiquitas" de la reforma constitucional, a pesar de haber la festejado a tambor batiente.

Y es que el artículo de la Constitución reformado señala que los magistrados "Tendrán derecho a un haber por retiro en forma proporcional al tiempo en que ejercieron sus funciones en términos del reglamento respectivo".

Algunos abogados consideran que la clave está en las palabras "en forma proporcional", puesto que según la misma ley "no será mayor al salario establecido para el cargo de Juez de Primera Instancia.

De esta manera, dicen, se tendría que tomar como base que quien tendría derecho a recibir el 100% de ese haber es quien haya trabajado más años, como los magistrados que tienen ya hasta 20 años en el cargo, pero en el caso de los que sólo van a estar quince años, tendrían que recibir sólo la parte proporcional.

Ahora, existen las versiones de que por ese motivo ahora salieron con que quieren laborar hasta los 75 años de edad o hasta los 20 de permanecer en el cargo... ¿será?.

Sismos

En donde no han parado de recibir llamadas desde la noche del viernes es en la Unidad Municipal de Protección Civil, a cargo de René Salvador Rosado, puesto que cientos de mexicalenses querían saber información sobre el movimiento sentido aquí, como consecuencia del terremoto a unos 500 kilómetros al Norte del cerco fronterizo, por el desierto de Mojave.

Aunque el epicentro está bastante retirado, las autoridades municipales decidieron implementar la "alerta amarilla", tan sólo para mantenerse más atentos en caso de un sismo de mayor magnitud.

Comentarios