No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Ya va uno, falta otro

Va un mes de campañas para las elecciones de junio y, pienso que la moneda sigue en el aire aunque parezca que se va definiendo su caída. Las elecciones están a la vuelta de la esquina, poco más de un mes para el evento electoral de junio 6.

Por Salvador Maese Barraza

Va un mes de campañas para las elecciones de junio y, pienso que la moneda sigue en el aire aunque parezca que se va definiendo su caída. Las elecciones están a la vuelta de la esquina, poco más de un mes para el evento electoral de junio 6. Haré unos comentarios y tomaré unos datos porque las encuestas van señalando que la candidata de Morena va a la cabeza y si el gobierno en la administración actual continúa, espero no siga con las iniciativas y decisiones que hasta ahora están alejando la confianza tanto del sector privado (local, nacional y extranjero) como de los ciudadanos en general.

Bajo el contexto de campañas para los puestos estatales de elección popular, llama la atención de algunos datos sobre la competitividad de Baja California. El IMCO (Instituto Mexicano para la Competitividad) reporta que con el actual gobernador, Baja California  retrocedió dos lugares en el Índice de Competitividad Estatal 2021. Pasó al lugar trece al considerar la capacidad de las entidades para generar, atraer y retener talento e inversión.

En nuestro caso señala el estudio que los mayores retrocesos se registraron en información de finanzas públicas y la seguridad. También, se reconoce que desde que está el gobierno actual se ha percibido una ofensiva en contra  de las empresas e inversiones, lo que ha ocasionado el cierre de negocios locales y la salida de capitales extranjeros por un monto cercano a los 700 millones de dólares, por ejemplo.

Los datos inquietan porque las empresas IMMEX siguen confiando y empleando personas, pero no es suficiente el imán de las políticas públicas estatales para mejorar la competitividad. El citado reporte revela que por encima de Baja California están en primer lugar la Ciudad de México, Nuevo León, Querétaro, Coahuila, Jalisco, Aguascalientes, Sinaloa, Baja California Sur, Sonora, Yucatán, Chihuahua y Tamaulipas. Si vemos la lista, arriba de nuestro estado está el resto de entidades fronterizas que en general tiene la misma vocación industrial y exportadora que nuestro estado.

Mencioné al inicio que la moneda está en el aire y, por eso mismo la contienda puede irse cerrando no sólo para la gubernatura, también para las presidencias municipales y los representantes en el legislativo. La observación la hago recordando que en materia electoral Baja California ha demostrado dar sorpresas; fuimos el primer estado en tener un gobernador de oposición en 1989, pero también en los últimos diez a doce años hemos estado entre los primeros dos lugares en abstencionismo.

Como sea, pienso que en todas las campañas deben eliminarse los conflictos, las acusaciones, el enfrentamiento mediático entre candidatos y/o funcionarios estatales y locales. En nada ayuda a la unidad de la sociedad bajacaliforniana ni tampoco contribuye a generar propuestas con visión a futuro.

Retomo lo que dijo en una mañanera conferencia el presidente “Que sean los ciudadanos los que opinen, participen, decidan. Esa es la democracia…” entonces preparemos el voto el próximo 6 de junio y que las personas que resulten electas reconozcan (sus partidos y líderes, también) que es una jornada de la sociedad civil, de nosotros los ciudadanos.  

  * El autor es Consejero y Consejero Nacional de Index, además de Director de Recursos Humanos para LatinAmérica en Newell Brands.

 

Comentarios