Tendencias
Cintilla de tendencias

COVID-19

Búsqueda de Personas

Migrantes Ucranianos

Vacuna contra el Covid-19

Clima Mexicali

Somos lo que hacemos

Veo con recurrencia que algunos ejecutivos de las empresas locales y regionales hablan de grandes planes cuando son recién contratados, sin embargo, la mayoría de ellos carecen de seguimiento y compromiso.

Por Eduardo Tafoya Ortega

Veo con recurrencia que algunos ejecutivos de las empresas locales y regionales hablan de grandes planes cuando son recién contratados, sin embargo, la mayoría de ellos carecen de seguimiento y compromiso. Y lo peor de todo es que se comprometen con la Dirección de la empresa que los contrató a cambiar y hacerla más rentable, pero desafortunadamente raras veces sucede.

Recién llego a mis manos una poderosa frase que dice así: “somos lo que hacemos para cambiar lo que somos” del gran Eduardo Galeano escritor uruguayo (El Libro de los Abrazos) y lo que quiso decir este personaje es que no sólo somos lo que hacemos, sino que elegimos lo que hacemos y cómo lo hacemos y eso nos define.

Esta frase nos recuerda que el cambio social, económico y ambiental al que aspiramos, TIENE QUE SER IMPULSADO POR NUESTRAS ACCIONES. Nosotros tenemos que ser el motor del cambio, agentes activos. La fuerza transformadora viene de la suma de todos, pero ejercida y dirigida por un liderazgo claro e inspirador.

Una vez que el empresario le presenta al nuevo ejecutivo el escenario real de la empresa, el primero se desahoga y tiende a esperanzarse que este último le ayude a cambiar el rumbo financiero del negocio. El segundo se “acalambra” pero no dice nada y prefiere mantener esas expectativas que el empresario ya fincó en él.

El empresario ya cumplió con su parte, es decir, lo contrató, le paga puntualmente su nómina, sus prestaciones, etc. Sin embargo, conforme va pasando el tiempo el ejecutivo tiende a deberle y es ahí, justo ahí cuando se presenta el punto de quiebre donde la balanza no está pareja.

El ejecutivo se “vendió” como lo mejor. Como la medicina que requería la empresa. El mecías de los negocios que requería la empresa y que, si no lo contrataban, otra empresa tal vez más grande se lo arrebataría.

El ejecutivo entró a la empresa por sus propios méritos, pero cuando no acciona y no demuestra para lo que fue contratado yo lo llamo “fraude”.

Hay una poderosa frase de Chris Brogan que dice: “Deja de decir más tarde. No lo harás más tarde. Hazlo o decide no hacerlo” frase que nos invita a todos a tomar decisiones y accionar porque en el mundo de los negocios no hay espera, no hay pausa, la rentabilidad es la clave y donde la venta es la columna vertebral.

Al final de cuentas la pelota quedó de lado de la cancha del ejecutivo, así que me atrevo a darles un buen consejo:

La confianza es la clave de la nueva economía y del mundo laboral. Debes trabajar tu confianza profesional para obtener más oportunidades laborales e ir creciendo con el paso del tiempo. Un buen trabajo debe quedar constancia de ello, ya que te ayudará en el futuro a DEMOSTRAR de qué estás hecho.

Al final de cuentas el trabajo es una parte muy importante y si no somos felices en el día a día trabajando ¿Cuándo vamos a serlo?

“Somos lo que hacemos” es justo el espejo que tienes en tu día a día. No te puedes engañar. Y menos si haces un corte de caja diario entre lo que dijiste que ibas a hacer y lo que realmente hiciste y esto te arroja un balance o un saldo positivo ó negativo.

Igual aplica para tu pareja, familia, amigos. Somos justo lo que hacemos ni más ni menos.

Hoy eres lo que eres, pero mañana podrás ser otra cosa si el guión de la vida decide ponerte en otro papel, y no pasará nada, porque nada es para siempre y mucho menos tú. De lo que sí sé es que las oportunidades se toman porque no llegan muy seguido. Así que solo tienes un momento para impresionar y hacerle valer al mundo entero lo valioso que eres en el ámbito laboral pero también como persona. Demuestra tu calidad humana. El enfrentarte todos los días a tus miedos es enfrentarse a sí mismo. Nada se hace solo. Requiere de esfuerzo y de una gran resiliencia y persistencia en todas y cada una de las acciones que realizas.

Y para el empresario: No todo lo que brilla es oro. Así te hayan dado las mejores referencias busca dejar MUY CLARO tus expectativas. Es preferible que les pongas la piñata muy alta provocando que la gente no acepte el puesto y el que insista en quedarse, de ahí es. Nunca falla.

DEJA DE ESTAR CUBRIENDO VACANTES SOLO POR CUBRIRLAS. TÚ TAMBIÉN ERES QUE LO HACES.

Extiendo un fuerte abrazo y mi total reconocimiento a los ejecutivos que deciden salir por la misma puerta que la que entraron: la de enfrente. Porque para eso nos contratan: PARA DAR RESULTADOS. Lo demás, es lo de menos.

Estamos a un café de que nos platiques qué podemos hacer por tu empresa.

¡Hagamos que las cosas sucedan!

* El autor es Director de Tafoya y Asociados.

Comentarios