Tendencias
Cintilla de tendencias

COVID-19

Delincuencia en Mexicali

Caravana Migrante

Puente Pando

STPS

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Retruécano

Con amañada intención se querían hacer pasar a Chana por Juana, cambiando el vocablo revocación por ratificación.

Por Miguel Ángel Lino

Con amañada intención se querían hacer pasar a Chana por Juana, cambiando el vocablo revocación por ratificación. Pero, se le volteó el chirrión por el palito y en el Senado de la República les dieron “sus tengan para que se entretengan” aprobando la Ley con el término preciso de “Revocación de Mandato” con 101 votos a favor contra dos trasnochados en contra.

Acto seguido, en la Cámara de Diputados se discutirá y eventualmente se aprobará la Ley que muy pronto demandará la decisión de los ciudadanos para que voten “sí o no” a la revocación de mandato del presidente que socarronamente se zafa de sus arbitrariedades, mentiras y pifias diciendo que él tiene otros datos…

¡Ay, nanita! ¿Y que se fuera salvando de la guillotina? Lo señalo porque hoy cuenta con un 51% de aprobación de quienes (mayoritariamente mujeres de 30 años en adelante) creen que AMLO es el mandatario que le conviene a México. ¿Se imagina si la libra cómo se va a poner?

Pero, hay una oportunidad única para que la letra de nuestra Constitución se imponga: “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”.

Ahora, del dicho al hecho con un retruécano de mi cosecha: “Quedó revocado en lugar de ratificado; solo falta que sea ratificado que queda revocado”.

A PALABRA DE HOY: RETRUÉCANO

Existen registros de la palabra retruécano en el castellano del siglo XV, formada en la lengua romance por el prefijo re- que indica reiteración, de nuevo o hacia atrás y la raíz del verbo trocar equivalente a cambiar o mudar y cierra con el sufijo de relación -ano / anular.

Pero, como recurso estilístico el retruécano es una figura de la retórica que consiste en la inversión de los elementos o palabras de una oración de modo que contrasten o se opongan en un segundo enunciado a la consigna inicial en forma de antítesis.

doy algunos ejemplos: “Quien no vive para servir; no sirve para vivir”. “Ni son todos los que están; ni están todos los que son”. “Uno para todos y todos para uno”. “Hacer es ser, ser es hacer”… “votando para botarlo”, ¡perdón me evidencié!

DE MI FONOTECA: CANCIONES CON RETRUÉCANOS

De Joaquín Sabina : “Y morirme contigo si te matas / y matarme contigo si te mueres / porque el amor cuando no muere mata / porque amores que matan nunca mueren”.

De Ricardo Arjona en “Señora de las cuatro décadas”: “Señora no le quite años a su vida / póngale vida a los años”.

De Diego Torres en “Usted”: “No olvide que la espero / no espere que la olvide”.

Y así por el estilo, hasta en dichos y ocurrencias como: “No es lo mismo las curvas de Tapachula / que tápate las curvas chulas”. Hoy, anacrónico retruécano.

*- El autor es profesor de Redacción Creativa en Cetys Universidad.

Comentarios