No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Impuestos

En México según INEGI, tiene aproximadamente 130 millones de habitantes, de los cuales solo 60 millones son la población económicamente activa.

Por Jaime Navarro

En México según INEGI, tiene aproximadamente 130 millones de habitantes, de los cuales solo 60 millones son la población económicamente activa, en el año 2019 había inscritos en el SAT 79.7 millones con registro federal de causantes, cifra mayor a la población económicamente activa, de ellos en el régimen general de contribuyentes entre personas morales y sociedades sin fines de lucro existen aproximadamente 2 millones de personas morales que si pagan impuestos, ¿Cómo pueden un país tener un crecimiento económico, salud gratuita, y programas sociales que se basan en regalar dinero de los pocos contribuyentes que existen con tan pocos contribuyentes? ¿Pero cuál es el origen de los impuestos?

En tiempos de Guerra los atenienses creaban un impuesto conocido como eisfora. Nadie estaba exento del mismo, que era usado para pagar gastos especiales de guerra. Los griegos fueron una de las pocas sociedades capaces de rescindir el impuesto una vez que la emergencia de guerra había pasado.

Cuando por el esfuerzo de guerra se generaban ingresos adicionales, los recursos eran utilizados para devolver el impuesto. Carlos I de Inglaterra estableció el primer esquema fiscal en donde se impusieron impuestos a los acaudalados, a los que tenían cargos públicos y al clero. Se gravó a los comerciantes con un impuesto sobre los bienes muebles.

Los pobres pagaban poco o ningún impuesto. El mandato real establecía que a los individuos se les gravaría de acuerdo con su posición y recursos. De ahí que la idea de impuesto progresivo sobre los que tenían capacidad para pagar se desarrolló muy temprano. Otros impuestos notables durante este período fueron los de la tierra y sobre el consumo.

En nuestro país en 1810 Hidalgo, Morelos y los caudillos de la independencia lucharon por la abolición de la esclavitud y por la abolición de las alcabalas (impuesto indirecto del 10 % sobre todo lo que se vendía o compraba), gabelas (gravámenes) y peajes (pago de derechos de caminos y puentes).

Antonio López de Santa Ana decretó un real por cada puerta y cuatro centavos por cada ventana de las casas, dos pesos mensuales por cada caballo frisón y un peso por cada caballo flaco, además un peso por mes por la posesión de cada perro.

Con nuestros impuestos el Ayuntamiento de Mexicali tiene la obligación de proporcionar a sus habitantes, seguridad, alumbrado público, vialidades en buen estado, transporte público eficiente, disposición final de la basura, el cuidado de parques y jardines, la imagen urbana, el control urbano, limpieza de sus calles y avenidas lo cual está plasmado en nuestra Carta Magna.

Para ello cuenta con un presupuesto de alrededor de 4,000 millones de pesos, el cual es insuficiente y es una combinación de participaciones federales, estatales y propias, las propias son por derechos o impuestos, de estos principalmente es el predial. Por supuesto que no todos pagamos impuestos y si a eso le agregamos que alrededor del 50% de los propietarios de bienes inmuebles no pagan el predial y por el cual se paga muy poco, la situación financiera se complica.

El problema no es el pago de impuestos o derechos, ni los sueldos de los funcionarios o empleados sindicalizados o no, el problema radica en el abuso que se hace del erario.

Todos queremos un Mexicali más limpio, más bonito, más seguro, más ordenado y menos contaminado, si se tiene que contribuir con más recursos para lograrlo que así sea, de igual manera se requiere por parte del Ayuntamiento mayor transparencia, menos personal y será entonces cuando tengamos la ciudad que merecemos y no la que tenemos.

*- El autor es ex presidente de la Federación de Colegios de Ingenieros Civiles de la República Mexicana.

 

Comentarios