No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Fracasó Bonilla en seguridad

Jaime Bonilla Valdez presume que él vivió en la Colonia Libertad de Tijuana.

Por Cosme Collignon

Jaime Bonilla Valdez presume que él vivió en la Colonia Libertad de Tijuana, La Liber ese, que ama a Tijuana y sin embargo en estos años de gobierno estatal que encabeza, no logró la llamada coordinación policiaca entre los tres órdenes de gobierno para darle seguridad a los tijuanenses, ya no hablemos de otros municipios a los que no le interesan.

Quiero platicarles que hace 5 años, a finales de 2016 se publicaba en la prensa nacional títulos como este: “Tijuana sufre su año más violento en una década; 3 células criminales pelean el control de la zona”. La situación no ha cambiado, Bonilla le echa la culpa a los gobiernos anteriores, pero éstos, los gobiernos panistas, ya no están desde noviembre de 2019, es su gobierno y todos los cambios realizados los que no han dado resultados. En 2016 se decía que en los primeros diez meses se habían registrado 671 homicidios, cifra más alta en los últimos diez años.

Ya para entonces se hablaba de la presencia de los cárteles: los Arellano Félix, del Pacífico o Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación. ¿Algo ha cambiado a la fecha? No, siguen los cruentos enfrentamientos y homicidios. Pasan los años y las noticias parecen las mismas: “Tijuana, la ciudad con más homicidios en lo que va de 2019”. Los diarios nacionales destacaban: “Tijuana es la ciudad de México con más homicidios dolosos del país, al registrar un total de mil 856 entre enero y noviembre de 2019, reveló Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública (hoy candidato a la gubernatura de Sonora por Morena).

En segundo y tercer lugar colocaba a Ciudad Juárez en Chihuahua y Acapulco, en Guerrero. Bonilla se la pasó criticando al entonces alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz, culpándolo por el incremento de la delincuencia y su “incapacidad” para frenar la delincuencia. Curiosamente, Bonilla, había destacado la llegada de la Guardia Nacional a Tijuana porque iba a ayudar a combatir el crimen.

A la fecha Tijuana tiene dos cuarteles de la GN y siguen los homicidios dolosos, en pocas palabras la GN está igual que la Policía Federal de Felipe Calderón, unos encerrados en sus cuarteles, otros en cuartos de hotel. Dentro de las reformas que realizó el gobernador Bonilla fue la de desaparecer la Secretaría de Seguridad y pasar la Policía Estatal Preventiva, los Pepos, a la recién creada Fiscalía General del Estado, con el nombre de Guardia Estatal de Seguridad e Investigación, que ni da seguridad ni investiga nada por lo visto.

El pasado miércoles, ya en el 2021, el gobierno federal puso a Tijuana en primer lugar en homicidios en todo el país, si leyó bien, en primer lugar y no están gobernando los panistas, sino los morenistas, bueno Bonilla Valdez. Incluso, la cadena de televisión estadounidense en español, Telemundo publicaba una nota al respecto y destacaba que de entre 2,465 municipios, 15 de estos concentran el 27.5 % de los delitos de homicidio doloso, con Tijuana en primer lugar.

En esa misma nota, Juan Manuel Hernández Niebla, presidente del Comité Ciudadano de Seguridad Pública en Baja California, destacó el número de muertes y apuntó que “nos siguen haciendo falta policías, nos hace falta capacitación de los mismos”.

La propia Fiscalía reconoció que no hay coordinación entre las policías. Estar echando la culpa a los del pasado no ha resuelto el problema de inseguridad, se necesita acción coordinada no estarse echando culpas, por Tijuana, trabajen, también por Mexicali.

* El autor es periodista independiente.

Comentarios