No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

De nuevo sobre Nambla

La Asociación Americana del Amor entre Hombres y Niños, Nambla, (North American Men/Boy Love Association), sigue existiendo y está radicada en Nueva York y San Francisco. Pertenece al organismo de nombre Pedófilos Internacionales y Emancipación de la Niñez (International Pedophile and Child Emancipation).

Por Roberto Vázquez

Por el derecho a la libertad de expresión.              

La Asociación Americana del Amor entre Hombres y Niños, Nambla, (North American Men/Boy Love Association), sigue existiendo y está radicada en Nueva York y San Francisco. Pertenece al organismo de nombre Pedófilos Internacionales y Emancipación de la Niñez (International Pedophile and Child Emancipation). La actividad y centro de sus actividades es, promover la no definición legal de establecer una edad mínima para tener relaciones sexuales. Este grupo defiende el supuesto derecho de los niños de decidir sobre su sexualidad. Cuándo y con quién es algo que la niñez resolverá de manera individual. Este movimiento, que al principio de la década de los ochenta contaba con algo así como 300 integrantes, se ha internacionalizado e incrementado su membresía. Durante su conformación se reunían en las bibliotecas públicas de los Estados Unidos, basados en la libertad de reunión y expresión (Freedom of Speach), que les daba ese derecho y eran celosamente protegidos por la ley para hacerlo.

                Desde entonces a la fecha, han estado cometiendo violaciones y abusos sexuales en todo el mundo. En el año 2000, Bieder Walter, ciudadano estadounidense de 60 años, estuvo viviendo en Ensenada y fue denunciado en varias ocasiones por haber abusado de menores de edad. Además, se le descubrió que su función en el puerto era conseguir y proporcionar niños, a los miembros de la asociación que viajaban a esta ciudad. La fuerza de esta asociación es tan grande que ya están promoviendo leyes en los congresos para legalizar sus actividades. En nuestro país, y particularmente en Baja California, esto es potencialmente peligroso, dada la escasez moral de los legisladores. Si han sido capaces de votar leyes gandallas, que les hacen más claro y sencillo el camino para la reelección, cualquier cosa pueden votar para llenar sus bolsillos de recursos financieros.

                El libre acceso a México de los estadounidenses, sin mostrar un documento legal de cruce, permite que cualquier individuo con historial delictivo o sin él, puedan entrar al país. No existe ninguna forma por medio de la cual se le pueda dar seguimiento a su historial delictivo, en caso de que cometan ilícitos. Cuando son infraccionados o detenidos por cualquier falta administrativa o vehicular, no surge nada que les informe a las autoridades de sus antecedentes penales. Algunos de los grandes atentados contra ciudadanos bajacalifornianos, por ejemplo, el de Jesús Blancornelas del Periódico Zeta, fueron hechos con la participación de sicarios de California. Esta sería una razón principal para que se exigiera el trámite de un pasaporte local para los fronterizos de USA. Así podría controlarse también a los pedófilos.

                 Nambla, no es una asociación que deba existir legalmente, sin embargo, de manera ilegal actúa en todo el mundo. Con el transcurso del tiempo, nos daremos cuenta de quienes la integran en nuestro estado y el país. La capacidad y disposición que tenemos los humanos para cometer ilícitos es inconcebible. La existencia de células maniobrando para proveer niños a los pedófilos que nos visitan a diario, es innegable. De la misma manera, es increíble la incapacidad que han mostrado las autoridades policíacas para investigar los delitos que se cometen a diario. Pareciera que existe una predisposición a cumplir con sus obligaciones, pero no. Solo es la más vil corrupción. Vale.          

* El autor es Lic. En Economía con Maestría en Asuntos Internacionales por la UABC.

 

 

Comentarios