No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

AMLO no cederá a caprichos

Ante los enfrentamientos políticos en BC, la polarización ha hecho que los aspirantes a la gubernatura se dividan en dos bandos.

Por Alfredo Alvarez

Ante los enfrentamientos políticos en BC, la polarización ha hecho que los aspirantes a la gubernatura se dividan en dos bandos; los que están con el Gobernador y los que no. De ahí, los grupos se han definido claramente, personajes como Armando Ayala, Mario Escobedo, Guillermo Ruiz, Marina del Pilar o Alejandro Ruiz son indudablemente bonillistas; mientras que Arturo González Cruz, Alejandra de León o Gerardo Novelo, son disidentes del bonillismo.

De los ocho, únicamente uno solo ha seguido al pie de la letra las instrucciones que ha dado el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien advirtió a todos los funcionarios que deseen convertirse en candidatos, que deben renunciar/ pedir licencia a finales de este mes. A un día de que la fecha se cumpla sólo Arturo González se separó del cargo, pero más allá de esto, existen motivos fundados para afirmar que González Cruz será el candidato de Morena.

Primeramente, Arturo tiene amarres a nivel nacional que ninguno de los otros tiene, algunos de ellos, como Marina del Pilar, tienen cercanía con Mario Delgado, sin embargo, en aras de la unidad, muy seguramente Delgado estará dispuesto a ceder espacios antes de irse por una imposición. Paralelo a ello, González posee relaciones muy sólidas con la Secretaria General de Morena y otros Secretarios de Estado.

Esas relaciones han podido callarle la boca a más de uno, hace un año, varios creímos que Arturo no sería candidato a Alcalde, pero le vimos madrugando a todos los de Morena, no solo fue candidato, ganó la elección, lo que le dio toda la oportunidad de posicionarse como una de las mejores cartas que tiene Morena para un escenario adverso, como la eventual conformación del frente que integran el PRI-PAN-PRD-PBCPES-MC, González ha demostrado que se mueve más de lo que habla y hoy está haciendo lo mismo.

Encuestas internas de Morena han colocado a Arturo, con diez puntos por encima de Marina del Pilar. Ya no es un secreto, que en una de las últimas visitas que AMLO hizo a BC, la noche que pasó en Tijuana la dedicó a reunirse en secreto en la casa de Arturo González.

Otro de los elementos preponderantes es la buena relación que existe entre Arturo González y Marcelo Ebrard, quien seguramente se convertirá en el siguiente presidente; mientras Arturo y Ebrard consolidan una alianza sólida, el gobernador ha demostrado que tiene un claro enfrentamiento en contra del Canciller, no sólo agrediéndolo en sus mañaneras, Bonilla también ha emprendido una lucha en contra de otro alfil de Ebrard, Ismael Burgueño.

A Baja California le conviene Arturo González o Marina del Pilar sin duda alguna, Mario Escobedo es muy capaz pero es de Bonilla, curiosamente ser hombre del gobernador puede ser muy negativo para los aspirantes a diferencia de otros episodios. Pretender que Armando Ayala ganaría a un frente multipartido con Hank enfrente demuestra que al gobernador le pasó lo que a los toros cuando les liman la cornamenta: perdió totalmente la distancia.

Bonilla debería cambiar su estrategia. Antes de imponer un alfil, debería cubrirse ante la posible llegada de González Cruz a la gubernatura. Si no se blinda contra una venganza por sus embates podría enfrentar serios problemas. Con Fisamex basta, para no ir muy lejos.

En Baja California imperará la lógica y no la amistad: Arturo González debe ser candidato. Es el único que garantiza para AMLO solidez para el noroeste y lealtad para su proyecto de gobierno que incluye dejar un sucesor de su partido.

*- El autor es periodista con 25 años de carrera, ha encabezado noticieros en la televisión internacional; ganó el premio Nacional de Periodismo y ha sido académico, además dirige la página www.alfredoalvarez.mx.

Comentarios