No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Otra raya al tigre

Zona Sísmica

Por

Quien parece que se está ganando su tarjeta preferente para entrar a los juzgados es el integrante de Mexicali Resiste, Jorge Benítez López, quien ya sabe lo que se siente estar en el banquillo de los acusados por los desmanes cometidos en el último año en manifestaciones de esa agrupación. Benítez acaba de recibir una nueva notificación para presentarse como imputado por otra acusación, ahora por delitos cometidos contra funcionarios públicos, específicamente ultrajar a una autoridad en el ejercicio de sus funciones. Claro que en esta ocasión el manifestante no se sentará solo en el banquillo de la sala cinco de la Unidad Judicial Río Nuevo, sino que estará acompañado por otros dos "clientes" de los juzgados, siendo ellos Martha Elena Rábago Robles y Benjamín Zavala Méndez. El trío debe presentarse ante el Juez para audiencia de formulación de imputación exactamente a las 10:00 horas del 14 de junio. Y están advertidos de que en caso de no comparecer, se girará una orden de aprehensión para meterlos a la cárcel. Se debe recordar que Benítez se encuentra en otros procesos penales, uno de ellos por la denuncia presentada por la diputada Rocío López Gorosave por el delito de lesiones y daños en propiedad ajena intencional. En ese caso, a la legisladora le han rogado que se desista de la acusación o llegar a un acuerdo reparatorio para que el integrante de Mexicali Resiste no sea llevado a un juicio oral, pero ella ya está decidida a ir a las últimas consecuencias. Así que con los antecedentes de Benítez, quizá en una de esas alguno de los jueces ya no le concedan la medida cautelar de libertad y se quede preso sujeto a proceso. De momento, con todas las denuncias en contra de los "resistes", siguen acumulando puntos para la tarjeta de "clientes" preferentes en los juzgados. Por cierto, el abogado que traían ya de plano les dijo que no continuará representándolos, porque aparte de que lo hacía en forma gratuita ni siquiera le daban las gracias. Más caro Apenas en la semana se comentó en este espacio sobre lo costoso que resulta la transparencia en algunos casos, que prácticamente saca del alcance de los ciudadanos ciertos documentos importantes, primero porque si están "clasificados", se tienen que interponer recursos de revisión y dar seguimiento, y cuando se logra sortear esto entonces viene la barrera impuesta por el dinero. Se comentó el caso del abogado Fernando Rosales Figueroa, quien logró que por orden del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública de Baja California, la Unidad de Transparencia del Congreso del Estado, a cargo de Yabneth Leyva Flores, "desclasificara" los contratos de las Asociaciones Público Privadas, un documento de 8 mil 343 hojas, para entregárselo certificado. Aunque se comentó que iba a costar unos 125 mil pesos, cuando Rosales acudió a Recaudación de Rentas por el recibo le dijeron que por hoja certificada eran 122 pesos, es decir la cifra superaba el millón de pesos. Lo curioso es que no le quisieron soltar el recibo porque se requería el documento del Congreso del Estado. Al acudir para solicitarlo, le dijeron que la Unidad de Transparencia estaba viendo la forma de "bajar" el precio. El caso es que la transparencia viene siendo un producto de lujo. Encomendarse a los santos Cómo andarán los ánimos en la campaña de la coalición Todos por México, que su candidato a la Presidencia confesó el viernes en Puerto Vallarta, Jalisco, que se ha encomendado a San José para superar el difícil trance de remontar el distante tercer lugar que le dan la mayoría de las encuestas de intención electoral a menos de un mes de que concluya la campaña. "Estamos encomendados a San José para que nos ayude a caminar juntos en esta campaña", dijo José Antonio Meade, mientras que su acompañante, el candidato a la Gubernatura de Jalisco, Miguel Castro, reveló estar encomendado a "la Virgen de Talpa, a quien", señaló, "le pedimos su bendición". Debemos suponer que las expresiones de ambos candidatos fueron en tono relajado, casi de broma, el "casi" por aquello de que con los santos no se juega, el asunto, como diría el panadero, tiene miga, no sólo porque la invocación de fuerzas celestiales choca con el carácter laico de la actividad política en México, sino también porque si de verdad esa es la alternativa que les queda, encomendarse a los santos de su devoción, mal estarán viendo la marcha de sus campañas y peor estarán previendo su desenlace.

Comentarios