No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Acuerdos políticos

Zona Sísmica

Por

Un acuerdo público fue firmado por los integrantes del Cabildo de Mexicali y el alcalde Gustavo Sánchez Vásquez para que ningún edil se distraiga de su función de gobierno por andar en la política y en el proceso electoral del 2018. Este año se realiza la elección federal para renovar al Presidente de la República, diputados federales y senadores y cada uno quiere llevar agua a su molino. Todo indica que al parecer el acuerdo, representa que los 15 regidores, el secretario del ayuntamiento, la síndico procuradora y el Alcalde no solicitará licencia al cargo para contender por otro puesto político. El Alcalde calificó el 2018 como un año atípico por la jornada electoral y que no deben de distraerse en su labor de gobierno por la comunidad. La respuesta se verá en el actuar del cabildo durante el primer semestre del año. Por cierto, en tema de predial, algunas personas se quejaron en recaudación de rentas porque aunque no se aprobó aumento del impuesto, las cuentas salen con alzas y ajustes hasta en un 100%. En algunos casos de pagar casi 500 pesos, el predial se elevó a casi mil pesos. Deberá de responder la recaudadora y el tesorero Saúl Martínez, sobre el tema, si hay errores en el sistema y reembolsarán al ciudadano, o en realidad están aplicando aumento al predial pese a que el Congreso del Estado negó la solicitud de incremento. Cabe destacar que se aprobó solo el ajuste a la tabla de valores catastrales pero no el incremento del predial que se refleja en automático, por lo menos durante el 2018. Convivio El alcalde de Mexicali, Gustavo Sánchez Vásquez tuvo un brindis de Año Nuevo ante los medios de comunicación y junto con su esposa Margarita de Sánchez se dieron el tiempo de convivir con los presentes. En el evento, el Alcalde, lejos de pedir que no le tupieran tan duro en sus trabajos, agradeció a quienes le hacen señalamientos claros, formales de frente y veraces, afirmando que a los gobiernos les hace falta. Durante la convivencia afirmó que los medios de comunicación son también los ojos y oídos del gobierno municipal para poder realizar un buen gobierno, eso sí, adelantó que el 2018 se visualizaba algo complicado tanto política como económicamente. Algo que hay que destacar fue el trabajo de convocatoria realizado por el director de Comunicación Social del Ayuntamiento, Alfredo Vega, ya que fueron más de 100 representantes de los medios de comunicación los que acudieron, y comparando los eventos organizados por otros órdenes de gobierno, éste tuvo mucha concurrencia. Luto policiaco La semana pasada falleció el comandante de la Policía Federal de Caminos (PFC), Héctor Javier Cataño Martínez, asignado como Comandante del Destacamento Mexicali de 1991 a 1997. El jefe policiaco estuvo comisionado a otras plazas, como Sonora y Baja California Sur, pero se quedó a vivir con su familia en Mexicali, desde que llegó a esta ciudad, donde tomó agua del Río Colorado, porque aún cuando después lo enviaron a otras partes del país, decidió ser cachanilla por adopción. El comandante Cataño Martínez fue impulsor de la campaña "Vivan los Niños", porque estaba convencido que había que proteger a los más pequeños de la sociedad, pero también sabía que si se sembraba la semilla de la prevención y atención desde los primeros años, se formaban mejores ciudadanos. Junto con sus oficiales Cataño visitaba planteles educativos para hablar a los niños sobre el respeto a los reglamentos de tránsito y la manera de prevenir los accidentes. Incluso, en una Navidad, hizo gestiones con diversos empresarios de la localidad y logró que les regalaran bicicletas nuevas a todos los niños de la primaria Ignacio Zaragoza, ubicada en el kilómetro tres de la carretera Mexicali-Tijuana, precisamente en la colonia Zaragoza. Dentro de su carrera en la hoy extinta PFC, Cataño Martínez fue uno de los escoltas más cercanos del Papa Juan Pablo Segundo, durante una de sus visitas al país. Los últimos años de su carrera policiaca los vivió como comandante de la PFC en La Paz, Baja California Sur, y se jubiló hace siete años. Deja a su esposa Martha Flores Chapa y a sus hijos Christian, Héctor Javier y Ángel Cataño.

Comentarios