No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas TECLEADO

Tecleado

Por Cosme Collignon

Osorio Chong jamás volvió Esta semana, Miguel Ángel Osorio Chong renunció a la Secretaría de Gobernación como titular para buscar una candidatura al Senado de la República, en pocas palabras se baja del barco que está haciendo agua. En esta administración federal se le encargó a la Secretaría de Gobernación el tema de seguridad, Osorio Chong tenía a su cargo la Gendarmería, una institución que antes se llamaba Policía Federal Preventiva y como cada inicio de sexenio, el Presidente en turno le da en la madre a todo lo que hizo el anterior, sobre todo si era de otro partido político. Durante todo el sexenio de Enrique Peña Nieto no hemos visto la efectividad de un secretario de Gobernación aplicando programas que nos hayan brindado a los mexicanos una mayor seguridad, por el contrario, en 2017 se cometieron más homicidios dolosos en todo el país, además de que la inflación llegó a niveles que no se habían registrado en 17 años, los cárteles crecen y la pobreza parece que jamás desaparecerá del país. En Baja California el gobernador Francisco Arturo Vega de Lamadrid no las ha tenido todas consigo, bueno, tal vez en sus negocios sí, porque desde hace un año los ciudadanos de Mexicali lo enfrentaron por dos iniciativas que perjudicaban a todos: la Ley del Agua y pretender vendernos láminas nuevas para nuestros autos. Nació un movimiento que en principio se veía con seriedad, Mexicali Resiste; sus integrantes montaron un campamento a las afueras del edificio del Ayuntamiento, otro afuera del edificio del Gobierno del Estado y uno más afuera del edificio del Congreso. Sólo queda el campamento del edificio municipal. Sus demandas fueron creciendo y los temas también, pero llegaron a sentirse superiores a todo el mundo, hasta que en el Congreso les impidieron entrar, entonces arrojaron excremento y orines a los policías que resguardaban al Congreso; casi le arrancan la blusa a la diputada Rocío López Gorosave y arrojaron monedas a los diputados. Después, el gobernador “Kiko” Vega lanza su Cruzada contra la Delincuencia, e invita al entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a venir a Baja California y exponerle los problemas de seguridad que prevalecen en la entidad, principalmente en Tijuana. El hombre vino, los escuchó como quien escucha el ruido del tráfico vehicular, pero no oyó realmente las demandas, se fue sin pena ni gloria con la promesa de volver para evaluar resultados. Pasaron los días, vinieron los temblores de septiembre y la cosa se le complicó a Osorio Chong. El titular de Gobernación, dicen, quería ser candidato a la presidencia de México, pero su partido, el PRI, no lo quería, bueno más bien Peña Nieto tenía los ojos en otro colaborador al grado que obligó a su partido a cambiar los estatutos para lograr su cometido. Osorio Chong nunca regresó a Baja California, dejó plantado al gobernador “Kiko” Vega y a todos los bajacalifornianos. Ya se fue de Gobernación y dejó al país con una inseguridad tremenda y él era el responsable. Ahora quiere seguir mamando del presupuesto por seis años más como senador y, por supuesto, gozando de fuero, por aquello de no te entumas. Saludos a mis lectores y lectoras. * El autor es periodista independiente.

Comentarios