No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Lo que busco me encuentra

Piensa

Por Octavio Ballesteros

"El descubrimiento solo viene para la mente inmersa en su propósito". Michael Polanyl El título de esta columna proviene de una joven empresaria venezolana, Rosana Araujo, quien sostiene que gran parte del éxito en lo que emprendas se origina cuando tienes claro un propósito, un porqué hacer las cosas. Entonces, cuando ponemos el corazón en lo que hacemos se convierte en la palanca principal para poder tener el logro que nos interesa. Bien decía Blas Pascal: el corazón tiene razones que la razón desconoce. El caso Nike Phil Knight, el fundador de Nike, comenta en sus memorias como es que al inicio, en 1964, viaja a Japón y contacta a un fabricante de tenis para correr y le hace la primera compra para vender sus tenis en USA. Cuando le llega el primer embarque llena su carro con la mercancía e inicia un recorrido por escuelas y universidades de Oregon, que es el estado donde vive, y contacta entrenadores y atletas para ofrecerles el producto. Después de terminar la gira y haber tenido éxito con la venta de los tenis, Phil hace la siguiente reflexión: “traté de vender enciclopedias y no vendí ninguna. Después en una firma financiera vendí fondos de inversión y logré colocarlos, pero sin ninguna satisfacción interior al respecto. ¿Por que al vender tenis fue tan diferente? Porque entendí que no estaba vendiendo tenis. Yo creía en el ejercicio de correr. Yo creía que si la gente corriera, el mundo sería un mejor lugar y creía que esos tenis eran lo mejor para correr. Y la gente, sintiendo mi creencia, querían esa creencia también para ellos. Estimado lector, ¿así visualizas tu trabajo, así consideras que tu labor profesional es un servicio para los demás? Conclusión Estimado lector, todo individuo tiene una serie de talentos, habilidades y energía en su ser, y si los enfoca en aquello que le gusta, puede ser motivo para que logre algo muy grande, y con mayor razón si se lo propone. Phil Knight es muy probable que no haya vislumbrado lo grande que sería su empresa con el paso del tiempo, pero todo se inició haciendo algo que le gustaba de corazón. Hay un ingrediente que no podemos dejar de lado: el entusiasmo. Esta palabra literalmente significa estar metido en lo divino, y una persona entusiasta es prácticamente imparable. Entusiasmo más una estrategia adecuada, y con planes de acción diario, ¿quien te detiene? ¡Feliz domingo! El autor es socio del Despacho Ballesteros y asociados.

Comentarios