No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas PERCEPCIÓN POLÍTICA

Percepción política

Por Gustavo Macalpin

¿Venezuela del Norte? Durante el proceso electoral 2018, muchos aseguraban que, de llegar a ganar Andrés Manuel López Obrador la presidencia de México, nuestro país corría el riesgo de asustar a los mercados, debilitar la moneda, e inclusive enfrentar una recesión económica. Los antilopezobradoristas aseguraban debíamos voltear a ver a la República Bolivariana de Venezuela y comprender la forma en que el chavismo había destrozado la economía del país sudamericano, para tener claro que exactamente eso le sucedería a México si el entonces candidato de Morena conseguía el triunfo electoral. Un mes ha pasado ya desde la contundente victoria de López Obrador en las urnas. Un mes que ha estado marcado por el pleno control del escenario público del futuro gobierno federal. Y, por ende, por un intenso debate en la opinión pública mexicana respecto a los nombramientos, iniciativas y políticas del próximo mandatario nacional. Sin embargo, hay otro tema que en estas cuatro semanas también ha resaltado. Al parecer, los mercados no sufrieron susto alguno, nuestra moneda se fortalece y existen indicadores que nos permiten pensar de forma positiva hacia el futuro. Pero eso no fue lo que muchos auguraron. ¿No llegaría la catástrofe si Andrés Manuel López Obrador ganaba la presidencia? ¿No sería el inicio del fin de los tiempos? ¿No se convertiría México en Venezuela del Norte? Hasta hace apenas unas semanas, previo a la elección del 1º de julio, el tipo de cambio se encontraba en 20 pesos por dólar, una cifra estratosférica para aquellos que vivimos en la frontera y solemos, o solíamos, tener la costumbre de cruzar a los Estados Unidos. Lo peor no era la ya de por sí elevada cantidad, sino la preocupación que generaba escuchar el discurso que indicaba que el triunfo de Andrés Manuel únicamente generaría mayor desestabilidad en los mercados y, por ende, podría llegar a cotizarse en 22, o, inclusive, en 25 pesos cada dólar. Lo curioso fue que ocurrió lo contrario. En menos de un mes, el peso se ha fortalecido y hoy encontramos el tipo de cambio a 18 pesos por dólar. Además, diversos analistas consideran que esta tendencia podría continuar y que pronto estaríamos hablando de 16 pesos por dólar. “El peso ha tenido una recuperación muy intensa, esto se da en el contexto de una relación cordial que se presenta entre el virtual presidente electo y el presidente de Estados Unidos. Ambos se han entendido muy bien, por lo menos hasta ahora. Vino un equipo de Estados Unidos a entrevistarse con López Obrador y esto fue muy bien recibido por los mercados”, mencionó Roberto Valero, presidente del Centro de Estudios Económicos de Baja California. No se trata de cantar victoria. Grandes serán los retos económicos que tenga que enfrentar el futuro presidente. Sin embargo, todo indica el gran temor de un cierto sector poblacional, incluido parte importante del empresariado, no tenía razón de ser. ¿En dónde está la República Bolivariana de Venezuela del Norte que nos prometieron? El autor es abogado y conductor de televisión.

Comentarios