No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas PERCEPCIÓN POLÍTICA

Percepción política

Por Gustavo Macalpin

'Kiko' Vega, ¿candidato? El Partido Acción Nacional sufrió una estrepitosa derrota en Baja California, considerado un bastión blanquiazul, el pasado domingo 1º de julio. Se esperaba la victoria de Andrés Manuel López Obrador, pero nadie apostaba a que el panismo se quedara con las manos completamente vacías. A lo largo de los últimos días, el dirigente del PAN en Baja California, José Luis Ovando Patrón, y el líder del PAN en Mexicali, Javier Gutiérrez Vidal, han mencionado que se encuentran en un periodo de análisis, de reflexión; preguntándose si fallaron en algo y, en caso de que la respuesta sea sí, preguntándose qué pueden hacer al respecto. Con justa razón, gran parte de la opinión pública y, seguro estoy, gran parte de los mismos panistas, culpan al gobernador de Baja California, Francisco Arturo Vega de Lamadrid, por la debacle blanquiazul. El PAN se encuentra sumamente desgastado tras tantos años de gobierno; y el actual mandatario estatal, conocido popularmente como 'Kiko' Vega, percibe un rechazo generalizado de la ciudadanía no en esta su recta final, sino desde antes de que llegara siquiera a la mitad de su sexenio. La polémica Ley del Agua, la investigación por parte de la Auditoría Superior de la Federación, sus múltiples bienes inmuebles en México y Estados Unidos, han abonado para que el Gobernador de Baja California se encuentre lejos de ser popular. La llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México no facilitará las cosas al PAN en Baja California. Seguramente, AMLO comenzará su mandato instaurando los pequeños cambios que cuentan con un gran respaldo ciudadano: quitar la pensión a ex presidentes, convertir la residencia oficial de Los Pinos en un museo, disminuir el salario de los funcionarios de primer nivel, entre otros. Sin embargo, López Obrador se dará cuenta, más temprano que tarde, que los ciudadanos aclaman un verdadero combate a la inseguridad, lograr reducir la desigualdad económica y, principalmente, erradicar la corrupción. En los últimos años, la política en nuestro país ha estado marcada por el encarcelamiento de gobernadores corruptos. Las aprehensiones de mandatarios estatales, pertenecientes al bien llamado Prian, se convirtieron en la gota que derramó el vaso del hartazgo ciudadano y, en gran medida, dieron pie a que AMLO consiguiera la victoria en su tercer intento. El próximo año, 2019, habremos de elegir un nuevo mandatario en Baja California y, como toda elección estatal reciente, puedo asegurar el tema central de dichas campañas será el actual gobernador. Hace unos días, el partido político Transformemos pidió la renuncia de Vega de Lamadrid, argumentando que la ASF está investigando al gobierno estatal por el desvío de mil 400 millones de pesos. En ese sentido, la campaña ya comenzó. Con la intención de mostrar un verdadero compromiso de combate a la corrupción, y a sabiendas del enorme rédito político que ello genera, el futuro presidente de México podría ir tras gobernadores que presenten irregularidades en su gestión. Andrés Manuel López Obrador podría encontrar en 'Kiko' Vega un excelente candidato. El autor es abogado y conductor de televisión.

Comentarios