No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas El agua y el pronóstico de la ONU

Observatorio Mediatico

Por Manuel Ortiz

Aunque usted no lo crea, nos la estamos acabando. Esa frase está referida al precioso líquido, el agua, que ha permitido la existencia de los seres vivos. Pues este recurso es perecedero y, aún más, si no hay políticas públicas para su conservación, el horizonte de su existencia se acorta. El pasado 27 de octubre, el diario La Jornada publicó que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que la demanda a nivel mundial del agua aumenta y en las próximas décadas, dado el crecimiento de la población, se agravarán aún más las reservas de dicho líquido. Ese escenario proviene del Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2018, que publicó la ONU (2018) (www.unesco.org/water/wwap). El documento indica que la demanda de agua ha aumentado en los últimos 100 años y continúa creciendo a una tasa de 1% anual, particularmente el uso doméstico del agua. Este aumento de la demanda de agua está en función del incremento de la población que en casi todas las regiones del mundo. Una cifra alarmante ofrece el Informe referido, pues señala que “A lo largo de la década de los 2010, mil 900 millones de personas (el 27% de la población mundial) vivían en áreas con una escasez de agua potencialmente grave. Si tenemos en cuenta la variabilidad mensual, 3 mil 600 millones de personas en todo el mundo (casi la mitad de la población mundial) ya están viviendo en áreas con potencial escasez de agua al menos un mes al año, y podrían aumentar a entre 4 mil 800 y 5 mil 700 millones de personas en 2050” (ONU, 2018: 2). Y uno de los factores que está relacionado con el crecimiento poblacional es la producción de alimentos (no de cerveza), pues dicho documento indica que para satisfacer la necesidad de comida y la generación de electricidad se estima que para antes del 2025 el uso intensivo de agua aumentará entre un 60% y 80%. Por otra parte, también la producción de alimentos es esencial, pues el Informe indica que casi 800 millones de personas padecen de hambre y con ello se estima que debe aumentarse el 50% la generación de alimentos para satisfacer las necesidades de comida de 9 mil millones de habitantes que tendrá el planeta para el 2050. De ahí que la ONU recomienda un uso eficiente del agua tanto en el desarrollo agrícola como en la generación de energía. Y para contextualizar en nuestro entorno, esto implica que los agricultores del Valle de Mexicali deben ser más racionales con el uso del agua para la producción agrícola, pero con mayor razón, y sin ser especialista en este tema, no se puede entender que se instale en esta región con condiciones hídricas particulares una empresa como Constellation Brands, para la producción de cerveza. Aunado a ello, también implica que el próximo gobierno de México deberá tener una política pública coherente con el escenario futuro para favorecer la diversificación del tipo de cultivos e invertir en energías alternativas. ¿Usted qué opina? El autor es coordinador del Observatorio Global Mediático-UABC.

Comentarios