No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas MIRADOR

Mirador

Muy interesante es la lectura del libro "El sacerdocio del laico", obra de Malbéne que recientemente se publicó en Madrid (Editorial Proa). En sus páginas sostiene ese filósofo una tesis que debería ser motivo de reflexión entre nosotros: "... Podemos aceptar -opina- el sacerdocio del laicado, es decir, que los laicos hagan ciertas cosas que antes estaban reservadas a los sacerdotes. La escasez de ministros ordenados justifica el recurso. Lo que rechazamos es la laicización del sacerdote. No es procedente que los sacerdotes pretendan hacer el papel de laicos en el mundo. Después de todo, laicos hay bastantes...". Eso dice Malbéne. Seguramente sus palabras no serán del agrado de los sacerdotes que actúan como si fueran laicos ni de los laicos que se sienten frustrados por no haber sido sacerdote. Pienso, sin embargo, que las ideas del controvertido son merecedoras de atención. ¡Hasta mañanna!...

Comentarios