No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas La verdad sea dicha

La Verdad Sea Dicha

Por

Al 'Inecito' de BC le quedó grande el debate Antes de empezar con el “papelón” que hizo el “Inecito” en el debate entre los aspirantes al Senado de la República por Baja California, hablaré de las demandas en la Policía Federal. Y es que momentos delicados se viven en la oficina de la Estación de la Policía Federal en Mexicali donde despacha el comisario, Luis Martín Espinosa Irison. No se crea que es por el combate al crimen organizado, sino por algunas acusaciones que en su contra han realizado empleados de dicha dependencia policiaca. Hace algunos días se acercaron a esta columnista, personal administrativo de la Estación de Policía para denunciar lo que ellos consideran malos tratos y actos de prepotencia del comisario y también por parte de otro funcionario de dicha dependencia, el de nombre Luis Rey Cervantes Pinto. Los señalamientos van desde actos de acoso laboral, prepotencia y maltrato. De acuerdo a la denuncia interpuesta ante las oficinas de la delegación de la PGR en Tijuana –ya que otra no la quisieron recibir en la sub delegación de Mexicali-- y en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, los empleados establecen que sufren de acoso. Dentro de la denuncia se establece que primero ofrecen dinero para que los empleados admitan sufrir un arresto y que luego sino accedieron a signar dicho documento, de acuerdo a la narración de una de las afectadas, se les acusa y arresta. Lo curioso es que al interior de dicha dependencia federal hay encargadas de los temas de equidad y género para evitar abusos contra agentes policiacas, pero según las denunciantes, no han hecho nada para enfrentar estas arbitrariedades. Cabe mencionar que las querellas ya fueron presentadas ante las autoridades pertinentes y quienes las interpusieron esperan una respuesta, ya que argumentan que están sufriendo daños psicológicos, además de que temen que no les permitan jubilarse en el tiempo que les corresponde, una vez que les presionan para que renuncien a sus cargos antes de que cumplen con los años requeridos para lograr este derecho laboral. Así la situación en esta estación de policía federal, en donde seguramente habrá intervención de autoridades superiores para solucionar dicha problemática. EL INECITO, oootro tema El pasado jueves se realizó el debate oficial entre candidatos al Senado de la República, en Mexicali. Luego de la experiencia que se había tenido a nivel nacional con los dos debates entre los aspirantes a la presidencia del país, se habían generado expectativas respecto a la actuación de la vocalía ejecutiva local del INE. Pero no sólo se quedaron atrás de lo que se esperaba en la organización, desarrollo, atención por parte del INE y quien lo encabeza en el estado, María Luis Flores Huerta, sino que estuvieron muy lejos de llenar los zapatos. Hicieron un debate cuadrado, aburrido, con preguntas que se les hacen todos los días a los candidatos en entrevistas “banqueteras” y que nada tenían que ver con temas fronterizos o de real interés. Los empleados no pudieron ni colocar los nombres de los aspirantes al senado cada vez que estos hablaban. Tan básico. Un aspirante nos comentó que tomarían cartas en el asunto, incluso con una llamada de atención, ya que habían cortado los tiempos de manera inesperada, dejando sin su participación a algunas mujeres candidatas. Inicialmente les habían dicho que duraría dos horas este ejercicio, pero lo cortaron a hora y media, cambiaron el orden de algunas participaciones, hubo equivocaciones por parte de los moderadores durante la presentación de los abanderados y la coalición que representaban, así como en el tiempo en el que tenían que hablar. Lo cierto es que la desorganización privó en el debate de los candidatos al Senado de la República, pese a la caro y todos los años que tiene incrustada esta burocracia electoral federal en Baja California. La verdad sea dicha. * La autora es directora del portal MF Noticias Mexicali.

Comentarios