No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

“Cuando me prendió fuego, cerré mis ojitos muy fuerte”

Niño de cuatro años sufre quemaduras de segundo y tercer grado en el rostro, provocadas por otro niño de ocho años que le roció gasolina y le prendió fuego.