No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Estilos

Pandemia hace repensar a John Banville

El narrador habló de los feminicidios, de su acepción sobre el mal, de los hechos reales que a veces se han metido a sus novelas, de la literatura y del retrato que le interesa hacer de los seres humanos, a propósito de su nuevo libro "Quirke en San Sebastián"

Avatar del

Por El Universal

Pandemia hace repensar a John Banville

Pandemia hace repensar a John Banville

Al escritor irlandés John Banville el aislamiento ha sido el mejor regalo y le ha dado oportunidad de repensar la novela que escribe desde hace 4 años y medio y que no ha podido terminar, pero que sabe que será la última; sin embargo, su alter ego, Benjamin Black, seudónimo con el que escribe su serie de novelas negras protagonizadas por el médico forense Quirke, sí ha podido escribir y recién ha publicado en español el octavo título de la serie: Quirke en San Sebastián.

A propósito de la nueva novela publicada por Alfaguara, el narrador habló de las mujeres y los feminicidios, de realidad, de su acepción sobre el mal, de los hechos reales que a veces se han metido a sus novelas, de la literatura y del retrato que le interesa hacer de los seres humanos.

"Yo escribo y son los lectores los que deben decir si he evolucionado o no, en mi vida y también en lo que escribo no veo grandes diferencias entre hombres y mujeres aparte de las evidentes, y trato a los hombres y a las mujeres de la misma forma, no veo que haya tantas diferencias, no pienso 'oh me voy a inventar un personaje femenino y por consiguiente debo hacer esto o más allá', no, sencillamente me invento personajes que corresponden a personas", señaló el escritor.

En una conferencia virtual desde Irlanda con prensa en español, el narrador que dijo que ve imposible una unificación en Irlanda porque eso traería una guerra y muchas muertes, aseguró que aunque ha pensado en mandar a volar a Benjamin Black, su seudónimo, lo mantiene, aunque le gustaría en algún momento volver a publicarlos con su propio nombre, "porque me gustaría decir que son míos".

El autor de "El mar y El libro de las pruebas" dijo a propósito de su nueva novela negra, que él creció en los 50, cuando la iglesia en Irlanda tenía mucho poder, todos los políticos le temían a la iglesia porque podía destruir la reputación de un político, y eso lo ha llevado a la literatura.

Aseguró que él sigue sintiendo rabia y vergüenza ante lo que la iglesia les hizo a los niños y a las chicas que estaban embarazadas, "no puedo pretender que los libros de Benjamin Black no hagan campaña a favor de esta gente, utilizamos cuando escribimos todo lo que podemos en nuestras obras, yo he utilizado el terrible pasado de Irlanda como material de mis novelas, pero no me siento culpable, en cualquier caso no puedo pretender ser alguien que hace campaña social, podría hacerlo, pero seguramente ni yo me lo creería ni ustedes tampoco".

John Banville aseguró que no entiende la humanidad ni cómo surgió ni para qué está aquí, y ante eso que no entiende, quizás por eso escribe "por eso supongo que escribo, es un intento de comprender algo, esta situación extraña en la que nos encontramos toda la humanidad en este momento, pero creo que no he aprendido nada".

Sobre la pandemia dijo que esta plaga es horrible, aunque él la pasa muy bien aislado escribiendo, "hay gente que está pasándola muy muy mal, parece que Dios ha abandonado a los países latinos, a España, a Italia", señaló.

Banville habló también de la relación que ha tenido los periódicos en su literatura, dijo que el periodismo y la ficción son mundos aparte, "cuando escribía en un periódico me di cuenta de que yo como periodista o como editor periodístico era una persona y cuando escribía era otra persona, son mundos aparte".

Y contó una anécdota sobre Henry James, que dijo estaba en coma y su mano estaba como escribiendo, "espero que eso también me ocurra a mí".

En esta nota
  • Cultura

Comentarios