Estilos

El Plato de Harvard y sus beneficios en la alimentación de los niños

El Plato de Harvard consiste en dividir la porción en dos.

Avatar del

Por EL UNIVERSAL

Harvard(tomada de la red)

Harvard | tomada de la red

 Tener una buena alimentación es importante ya que con ella logramos obtener los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.
La Secretaría de Salud recomienda incluir en la alimentación el "Plato del buen comer", es decir, agruegar verduras, frutas, cereales y una proteína.


Por su parte, la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard creó el "Plato para comer saludable para niños" o también conocido como el "Plato Harvard" que está enfocado a los pequeños del hogar.

Su finalidad es que los niños consigan los nutrientes necesarios y que desde una edad temprana comiencen a tener el hábito de comer saludablemente.

El Plato de Harvard consiste en dividir la porción en dos. En la primera mitad se recomienda que se agreguen frutas y verduras, preferiblemente más verduras.

Se sugiere que no se coloque papas ya que pueden tener un efecto negativo en la azúcar de la sangre.

Las frutas deben ser enteras o en rebanadas y si son de varios colores mucho mejor.

La otra mitad del Plato de Harvard debe contener un cuarto de granos enteros o integrales los cuales pueden ser arroz integral, avena, quinoa, entre otros.

Estos alimentos no afectan negativamente la insulina y el azúcar en la sangre.

Un cuarto más del Plato de Harvard debe contener legumbres como lentejas, garbanzos o guisantes como los chícharos, nueces y semillas.

Finalmente se agrega una proteína de preferencia pescado, huevo y aves. Se debe evitar el consumo de carnes rojas (res, cerdo) así como los embutidos (tocino, jamón, salchichas).

Para preparar los alimentos lo ideal es utilizar aceites vegetales saludables como el de oliva extra virgen o canola, y se debe limitar el uso de mantequilla aunque se puede utilizar ocasionalmente.

Los niños consumen muchos productos lácteos los cuáles son una fuente de calcio y vitamina D.

Pero el Plato de Harvard recomienda que los pequeños consuman yogur natural, lácteos sin azúcar añadida y pequeñas cantidades de queso. Sobre todo se debe evitar el consumo de leche con sabores añadidos.

Finalmente, para que los niños tengan una alimentación saludable se aconseja que tomen agua natural y se limite el consumo de jugos y refrescos ya que contienen una gran cantidad de azúcares.

De acuerdo con la Secretaría de Salud Pública de la Universidad de Harvard, este tipo de bebidas así como las bebidas energizantes pueden provocar el aumento de peso y el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Para que los niños tengan una vida saludable no es suficiente que coman adecuadamente también deben realizar alguna actividad física. La Organización Panamericana de la Salud recomienda que los niños deben hacer ejercicio por medio del juego o algún deporte y el tiempo mínimo recomendado es de una hora.

Comentarios