No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Estilos

Conoce cómo pelar una mandarina en pocos segundos

Si te encanta el sabor de la mandarina pero no te gusta pelarla, aquí te compartimos un sencillo truco para quitarle la cáscara rápidamente y sin ensuciarte

Avatar del

Por El Universal

Conoce cómo pelar una mandarina en pocos segundos

Conoce cómo pelar una mandarina en pocos segundos

La mandarina es una de las frutas estelares durante esta temporada del año, y se consume especialmente de octubre a diciembre, señalan datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural. Por ello, este cítrico es un elemento muy incluido en celebraciones tradicionales de esta época, como el Día de Muertos y las posadas navideñas.

De igual manera, la mandarina se utiliza en todo tipo de preparaciones gastronómicas, como platillos con carne, pescado o mariscos; ensaladas, postres e incluso bebidas hechas con su pulpa y sus hojas. Sin embargo, para disfrutar de su dulce sabor, primero tienes que pasar por la difícil tarea de pelarla.

Este proceso se complica cuando la cáscara está muy pegada a los gajos, o si se empieza a desjugar en tus manos. Si quieres evitarte estos inconvenientes, aquí te decimos cuál es la forma más sencilla de pelar una mandarina.

Hay quienes se pierden los múltiples beneficios de la mandarina solo por no pelarla. Un estudio publicado por la revista científica BMC Chemistry asegura que la mandarina es un cítrico rico en antioxidantes, los cuales defienden al cuerpo contra enfermedades cardiacas y algunos tipos de cáncer.

Asimismo, su alto contenido en nutrientes como la vitamina C y su fibra favorecen las funciones del sistema inmunológico, agilizan el proceso de cicatrización y mejoran la salud digestiva.

Y si entonces quieres incluir la mandarina en tu dieta, aprovecha este truco fácil para lograrlo en menos de 10 segundos:

De acuerdo con el blog gastronómico Cocina Mejor, solo necesitas un cuchillo afilado y la mandarina que quieras comerte. Coloca la fruta sobre una superficie plana y corta tanto el extremo superior (donde vienen las hojas) como el inferior.

Cuida el tamaño del corte; si es muy ancho, desperdiciarás mucha pulpa.

Cuando tengas tu mandarina con ambas puntas planas, haz un corte vertical y poco profundo en la cáscara. Toma los bordes del corte y abre la fruta hasta desenrollar todos los gajos.

Con este sencillo truco, pelarás tu mandarina en poco tiempo y podrás comerte la pulpa sin ensuciarte. También funciona con naranjas, así que haz la prueba.

En esta nota

Comentarios