Estilos

Así comenzó a pintar Frida Kahlo

México la recuerda en su 65 aniversario luctuoso.

Avatar del

Por El Imparcial

En sus dolencias encontró el arte.

En sus dolencias encontró el arte.

HERMOSILLO, Sonora.- Magdalena Carmen Frida Kahlo y Calderón nació el 6 de junio de 1907 en Coyoacán, un pueblo situado a las afueras de la capital.

Nacida en una familia bastante acomodada, Guillermo Kahlo, su padre, era un fotógrafo contratado por el gobierno del dictador Porfirio Díaz, viajó por todo el país fotografiando monumentos históricos.

La madre de Frida era religiosa y a Frida no le interesaba educarse para ser una mujer dedicada a la familia, no compartía esa visión con su madre por lo que tuvo ciertas fricciones con ella. Por otro lado era la favorita de su padre, quien le heredó el gusto por la naturaleza, y le enseñó a retocar fotografías utilizando pinceladas, lo que más tarde le ayudaría en sus pinturas.

Los problemas físicos de Frida comenzaron a los 6 años cuando cayó en cama 9 meses victima de poliomielitis, esta experiencia la hizo insegura y con necesidad de afecto.

La joven decidió a los 15 años a estudiar medicina, su padre la apoyo para que ingresara a la escuela nacional preparatoria de la Ciudad de México.

En 1922 el nuevo gobierno se dio a la tarea de llevar al pueblo, a través de la pintura en muros públicos, imágenes que glorificaran la historia y cultura de México, uno de ellos se otorgó a Diego Rivera, quien pintaría un mural en el laboratorio de la preparatoria a la que recién entraba Frida, fue ahí donde lo vio por primera vez.

La tarde del 17 de septiembre de 1925, el camión en el que viajaba chocó con un tranvía, el camión se partió en dos y el cuerpo de Frida quedó destrozado. Las consecuencias fueron desastrosas, desde este momento el dolor y la lucha se convirtieron nen los temas centrales de su vida.

Luego de pasar un largo tiempo hospitalizada, la joven tuvo que continuar con su recuperación en casa, siendo este momento cuando comenzó con la pintura.

Pintar se convirtió en su arma con la que pelearía sus más duras batallas, las del amor y la de sus padecimientos.
 

En esta nota

Comentarios