No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Estilos

Aprende cómo deshidratar tus frutas y verduras en el horno

No es necesario un deshidratador especial para preparar fruta seca en el hogar, solo basta seguir los sigiuientes pasos para lograr unos sacks ricos y saludables.

Avatar del

Por Mundo Sano

Aprende cómo deshidratar tus frutas y verduras en el horno

Aprende cómo deshidratar tus frutas y verduras en el horno

La época invernal es ideal para hacer ponches de frutas y preparar deliciosas recetas de repostería con fruta deshidratada.

¿Per sabes cómo hacerlo en casa? Es muy fácil, aquí te decimos cómo, lo único que necesitas es las frutas y verduras que desees deshidratar y el horno.

Lo ideal es tener un deshidratador especial, sin embargo suelen ser caros y ocupan mucho espacio en la cocina, por lo que el horno convencional puede ser un aliado especial en este procedimiento.

El horno debe estar a una temperatura no más de 90 grados. Si tienes termómetro será mucho mejor, y dejarlo dentro del horno durante el proceso para ir regulando la temperatura abriendo y cerrando la puerta.

Jamás dejes la puerta del horno completamente cerrada, el aire debe circular. Bastará con que pongamos un cucharón metálico en la puerta que deje una rendija por donde salga y entre el aire.

Es importante cuidar el grosor de cada pieza a deshidratar, entre más gruesa se corte, más tiempo deberás dejarla dentro del horno.

Para ahorrar electricidad y tiempo es mejor que todo lo que metamos a deshidratar esté cortado en rodajitas muy finas o en cuadraditos pequeños. Esto acortará bastante los tiempos totales de deshidratación.

Todas las rodajas deben estar del mismo grosor para que se deshidraten uniformemente.

Preparar algunas frutas y verduras antes de deshidratarlas:

  • Las frutas que se oxidan, como manzanas o peras, se deben sumergir durante un minuto en una solución de agua y zumo de limón. También puedes agregar una pizca de bicarbonato de sodio.
  • Las de fécula o las crucíferas, y en feneral la mayoría de las verduras es conveniente escaldarlas, ya cortadas, en agua caliente durante un minuto antes de deshidratarlas para romperles las fibras y evitar que se pongan negras.
  • Si hacemos verduras en cubitos, a mitad del proceso de deshidratación es necesario sacar la fuente y removerlas bien para que se hagan uniformemente. 
En esta nota

Comentarios