No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Espectáculos

“ÉL tocó mis partes íntimas”: Revelan video inédito de la hija de Woody Allen cuando tenía de 7 años, diciendo que su padre la había agredido sexualmente 

La actriz Mia Farrow acusó públicamente a Allen, de 85 años de edad, de abusar sexualmente de su hija adoptiva, ahora de 35 años, en 1992, cuando la pareja se separó.

Avatar del

Por El Imparcial

El video fue transmitido por HBO en una serie documental en la que Dylan Farrow platica explícitamente a su madre lo sucedido.(Instagram)

El video fue transmitido por HBO en una serie documental en la que Dylan Farrow platica explícitamente a su madre lo sucedido. | Instagram

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras haber transcurrido 29 años desde que Mia Farrow acusó a su esposo Woody Allen de haber agredido sexualmente a su hija adoptiva Dylan, en 1992, cuando ésta tenía 7 años de edad, sale a la luz un video en el que la niña relata cómo es que su padre presuntamente la abusó.

El Daily Mail publicó que el pasado 28 de febrero se estrenó la primera de cuatro partes de la serie documental en la que Dylan Farrow describe cómo Woody Alles supuestamente abusó de ella estando en el ático de una casa de campo. 

La película fue filmada por su madre adoptiva Mia Farrow, en 1992, cuando madre e hija estaban solas y cuestionó a la pequeña sobre lo que había sucedido, y la niña describe claramente cómo el cineasta “tocó sus partes íntimas” y le habría dicho: “No te muevas, tengo que hacer esto”.

No quería que él lo hiciera, mamá. No me gustó”, se escuchó la voz de la niña contándole a su madre.

Según el medio británico, el video, que hasta ahora no se había hecho público, aparentemente se usó como prueba en la batalla por la custodia de 1993 entre Mia y Allen. 

El breve clip se filmó poco después de que Allen hiciera una visita a la casa de campo de la familia en Connecticut, en agosto de 1992. Mia estaba fuera en ese momento y se decía que Allen había ido directamente a su hija.  

Se dijo que de repente, todos se dieron cuenta de que Allen y Dylan estaban desaparecidos y no los encontraron durante 20 minutos.

“Recuerdo estar sentada en los escalones con él en la casa de campo. No había nadie más alrededor, y él me estaba instruyendo sobre cómo chuparse el pulgar, diciéndome qué hacer con mi lengua, y creo que eso duró un tiempo. Parecía mucho tiempo'', recordó Dylan. 

  
Al día siguiente, Casey Pascal, un amigo de la familia, le habría dicho a Mia que una niñera en la casa dijo que vio a Dylan sentada en el sofá con Allen "arrodillado en el suelo con la cabeza enterrada en su regazo". 

En el testimonio, Mia declaró que cuando le dijeron lo que había hecho Allen, recordó que ese día su hija no traía ropa interior y aprovecho que tenía a un lado a la niña para preguntarle si era cierto que su papá había estado en su regazo. 

“Recordé que ella (Dylan) no traía ropa interior (después). Ella estaba sentada a mi lado. Le dije: ‘¿Pasó esto, papá tenía la cara en tu regazo ayer?’ Ella dijo que sí", agregó Mia. 

Fue cuando la actriz decidió sacar su cámara de video y grabar a Dylan mientras le preguntaba qué había sucedido, y descubrió que al parecer había ocurrido en dos ocasiones: Uno en el sofá y otro en el ático.

Mientras habla del primer incidente, la niña le dice a su mamá: “Tocó (mis) partes íntimas y luego estaba respirando en mi pierna. Y luego, esto (lo que quiero decir) me apretó demasiado fuerte que no pude respirar”.

En esos momentos Mia le preguntó que si qué quería decir con que le tocó las partes íntimas, que si dónde la había tocado. Dylan, quien estaba frente a la cámara señaló hacia su parte posterior.


El ático

En otra parte del video, Dylan relata lo que sucedió cuando Allen la llevó al ático y le dijo: "¿Qué tal un tiempo de padre e hija?", a lo que la niña le habría respondido que estaba bien.

“Entramos en tu habitación [de Mia] y entramos en el ático. Luego empezó a contarme cosas raras. Luego fue detrás de mí y me tocó las partes íntimas", dice Dylan.

En el video, Mia pregunta: “¿Qué partes íntimas tocó?”. Dylan, que está sentada en una cama, señala sus partes íntimas y dice: “Esta parte”. ¿Te tocó la parte delantera? La cuestiona Mia y la pequeña le responde: “Sí”.

La menor le dijo a su mamá en la grabación que ella se volteó para ver lo que su papá estaba haciendo y el hombre le habría dicho que no se moviera ya que tenía qué hacerlo, y si no se movía, la premiaría con llevarla a París a grabar su película y así estaría en ella.

“No quería que lo hiciera, mamá. No me gustó... No quiero hablar de eso”, se escucha decir a la joven Dylan.


La denuncia

Tras lo ocurrido, se dice que Mia llevó a Dylan a un pediatra para que dejara constancia de lo que supuestamente había hecho Allen y luego de la cita el médico informó a la Policía Estatal de Connecticut, quienes iniciaron una investigación junto con los servicios de bienestar infantil en Nueva York, pero el artista no fue procesado.

Un informe psicológico preparado por la clínica de abuso sexual infantil del Hospital Yale New Haven, que según el documental tenía muchos defectos, decía que Dylan no era un testigo confiable.

Woody Allen se negó a someterse a la prueba del polígrafo con un oficial de policía y ofreció el suyo, en privado, en su lugar.

Los fiscales determinaron que sí existía una causa probable para emitir una orden de arresto por agresión sexual en primer y cuarto grado a un menor, pero decidieron no seguir adelante con el caso debido a la fragilidad mental de Dylan y su corta edad.

El Daily Mail destacó que el director cuatro veces ganador del Oscar ha negado en repetidas ocasiones haber abusado sexualmente de Dylan.

 
En esta nota

Comentarios