No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Espectáculos Isabel Madow

A Isabel Madow le cambió la vida el fallecimiento de su hermana

La actriz señaló que tuvo que recurrir a un tanatólogo, para que la ayudara a comprender todo lo sucedido ya que comenzaba a tener ataques de ansiedad.

Avatar del

Por El Universal

No todo es glamour y felicidad en la vida de Isabel Madow, quien recordó a su hermana Paola quien perdió la vida a los 36 años víctima de asma, suceso que le cambió a la actriz y modelo su perspectiva de la felicidad desde hace seis años.(Tomada de la red)

No todo es glamour y felicidad en la vida de Isabel Madow, quien recordó a su hermana Paola quien perdió la vida a los 36 años víctima de asma, suceso que le cambió a la actriz y modelo su perspectiva de la felicidad desde hace seis años. | Tomada de la red

No todo es glamour y felicidad en la vida de Isabel Madow, quien recordó a su hermana Paola quien perdió la vida a los 36 años víctima de asma, suceso que le cambió a la actriz y modelo su perspectiva de la felicidad desde hace seis años.


Lo peor que me ha pasado fue encontrar a mi hermana muerta, por eso yo sí creo que hay una línea de vida y no puedes hacer nada al respecto. Sólo con el tiempo aprendes a vivir con esos duelos y sin la persona.


Isabel explicó que al enfrentarse a la partida de su hermana, se dio cuenta que no hay nada que nos prepare para la muerte, es por eso que aún le cuesta trabajo recordarla e incluso hablar de ella.


"La extraño todos los días de mi vida y ojalá estuviera aquí, veo a mi hijo Giorgio y pienso que ella hubiera sido inmensamente feliz como tía; pero Dios me regalo a mi bebé y fue quien vino a darme esa fuerza y se me quitó ese vacío que sentí".


Antes del nacimiento de Giorgio el 12 de diciembre de 2016, Madow tuvo que vivir el duelo de cuatro pérdidas, una tía que murió de cáncer, su abuela, su hermana y un amigo, además del rompimiento de una relación de 10 años, "por eso Dios me premió con un angelito".


La actriz señaló que tuvo que recurrir a un tanatólogo, para que la ayudara a comprender todo lo sucedido ya que comenzaba a tener ataques de ansiedad. Ahora puede hablar de ello y lo hace porque considera que su testimonio puede ayudar a la gente que esté pasando por lo mismo.


"Me angustiaba mucho el saber que ya no estaba, que nunca más la volvería a ver, estuve mucho tiempo así, me dedique a trabajar como loca, pero vino mi bebé y fue mi único camino".


El comprender como lidiar con esto, le ayudó a superar el "bullying" que vivió después de convertirse en madre, debido al sobrepeso que tuvo durante su embarazo (30 kilos) y que le costó mucho perder, porque ella no estuvo dispuesta a arriesgar su salud en una liposucción, pensando en su pequeño.


"Nunca pierdan el valor de su persona, uno no es un pedazo de carne sino un espíritu, estamos pasando esta vida y el chiste es ser feliz, tu autoestima no debe depender de si pesas 90 kilos o 70, uno no vale por eso, eso me costó entenderlo pero volteo a ver a mi hijo y pienso que todo valió la pena, que volvería a pasar por eso".

En esta nota

Comentarios