Tendencias
Cintilla de tendencias

México vs Argentina

Héctor Bonilla

Despida del General Urzúa

Ricardo Salinas

¿Será de bicampeonato? Carneros pintan para repetir en el Super Bowl

Para refrendar su título, angelinos necesitan superar, otra vez, una complicada división.

Avatar del

Por Pablo Tiburcio Twitter: @PTiburcioCANCHA

El camino de los Rams hacia el Super Bowl pasado no hubiera sido el mismo sin la amable colaboración de sus compañeros de división. Los Carneros se coronaron en casa gracias, en parte, a que Arizona y San Francisco se empeñaron en ponerse el pie en momentos clave de la temporada, con lo que los angelinos consiguieron el ansiado título divisional.
Ese lugar privilegiado le permitió transitar medianamente cómodo en los Playoffs, algo que podría no repetirse este año, pues sus rivales seguramente aprendieron de sus errores.
Arizona comenzó la temporada pasada invicto (7-0), hasta que cayó en un bache del que no se pudo recuperar y batalló hasta el final de la temporada. Consiguió su boleto a Postemporada, pero no trascendió, algo que sus dirigentes quieren revertir con caras nuevas tanto a la ofensiva como a la defensiva.
Un caso similar vive San Francisco, que dentro de su propia intermitencia terminó por elegir a Trey Lance como el futuro de la franquicia y rebajó el salario de Jimmy Garoppolo para tenerlo como plan de contingencia, en caso de que el joven pasador no esté a la altura de las  circunstancias, aunque el plan es darle la oportunidad a Lance todo lo posible, siempre que el funcionamiento del equipo muestre mejoría respecto a la temporada pasada.
Los que si están de capa caída son los Halcones Marinos, heridos tras la salida de Russell Wilson y en espera de un milagro para competir en un sector donde sus tres rivales son simplemente superiores.
Drew Lock, Geno Smith o cualquier quarterback que levante la mano podría adueñarse de un puesto que durante décadas se repartieron Wilson y Matt Hasselbeck.
El proyecto más sólido reside en el SoFi Stadium, donde los Rams probaron la gloria en febrero pasado, una sensación que anhelan repetir en la edición LVII del gran juego, que ahora será en casa de los Cardenales de Arizona.

Rams de Los Ángeles: con alma de bicampeón
Los Rams quieren demostrar que su campeonato del año pasado no fue producto de la casualidad ni, mucho menos, un éxito efímero.
Con una estructura sólida, los angelinos tienen todo para repetir el título que se les había negado desde la edición XXXIV del Super Bowl, cuando vencieron a Tennessee y comenzaron una sequía que terminó el año pasado en su estadio, el monumental SoFi Stadium. La apuesta fue arriesgada: traer a jugadores de renombre para apuntalar el equipo a cambio de selecciones de Draft, algo que funcionó.
La misma apuesta está vigente y tiene todo para repetirse ahora, con todo y un Matt Stafford inspirado por el título, al igual que Aaron Donald, el defensivo más dominante de la NFL, quien dará todo de sí para repetir título.

Cardinals de Arizona: a lanzar o desperdiciar
La visita al Super Bowl XLIII ante Pittsburgh en 2009 suena muy lejana para una franquicia que este año tiene la misma misión que los Rams el año pasado: jugar y ganar el gran partido en casa.
Para ello, los Cardenales cuentan con Kyler Murray, un quarterback que, además de tener un buen brazo, tiene dotes de corredor que le pudieron haber valido una elección de Draft jugando esa posición. Sin embargo, Murray se ha tenido que adaptar a las necesidades de su head coach, Kill Kingsbury, quien le ha pedido encontrar alternativas ofensivas.
DeAndre Hopkins, Marquise Brown, A.J. Green y Zach Ertz están a su disposición para cuando decida lanzar. Es cuestión de que Kyler encuentre el valor para confiar más en su brazo que en sus piernas.

49ers de San Francisco: esta es la nueva era
Trey Lance llegó para quedarse. Los 49ers llevan 7 años sin encontrar la regularidad en la posición de quarterback y ahora inician una nueva etapa con el joven promesa como el pilar.
El polémico Colin Kaepernick fue el último pasador de San Francisco en tener campañas  consecutivas como titular (entre 2012 y 2014). Desde entonces, tanto Kaepernick como Blaine Gabbert, Nick Mullens y Jimmy Garoppolo habían alternado el puesto, como si se tratara de una papa caliente que ninguno estaba dispuesto a retener por demasiado tiempo.
Los resultados han acompañado la intermitencia en dicha posición. Algunos años como último lugar divisional y una visita al Super Bowl fueron el resultado del experimento que hoy termina con Lance como titular.

Seahawks de Seattle: vivir sin Wilson
Únicamente los aficionados recalcitrantes de los Seahawks recordarán a Travaris Jackson, el desafortunado quarterback que sirvió como puente entre Matt Hasselbeck y Russell Wilson como pasadores de Seattle.
Entre 2001 y 2010, Hasselbeck fue el encargado de llevar las riendas de la ofensiva de los Halcones Marinos y luego, tras un triste año con Jackson al frente, Wilson se encargó de llevar a Seattle al siguiente nivel. Pasó apenas un año para que el efecto Wilson se hiciera presente y le otorgara a los Seahawks el único campeonato de la NFL que presumen.
Ahora, de aquella época de gloria solo queda el amargo recuerdo y la triste realidad de seguir sin el pasador histórico de la franquicia, quien huyó a Denver en busca de nuevos retos.

En esta nota

Comentarios