Tendencias
Cintilla de tendencias

México vs Argentina

Héctor Bonilla

Despida del General Urzúa

Ricardo Salinas

Hegemonía de los Bucs: Tom Brady se apunta para otro título divisional

La competencia en la NFC Sur será cerrada, aunque Tampa Bay vuelve a ser el favorito.

Avatar del

Por Adrián Basilio Twitter: @ABasilioCANCHA

Tampa Bay se perfila a mantener esta temporada la hegemonía en la División Sur de la Nacional, y por supuesto en toda la Liga, para hacerse del Super Tazón 2023. Y no podía ser de otra manera si la estrella de la NFL, Tom Brady, se mantiene en la franquicia y regresó a los entrenamientos el pasado 11 de agosto para jugar, ahora sí, la que sería su última campaña en los emparrillados.
Brady aún tenía ganas de estar en el campo y por eso salió del —diminuto— retiro, de apenas 40 días, para demostrar que aún tiene potencia en el brazo, esa que lo consagró ya como uno de los mejores quarterbacks de toda la historia del futbol americano profesional.
El efímero retiro de Brady generó una esperanza inesperada en el resto de los equipos de la división, que ya soñaban con robarle a los Bucs el puesto del que se han adueñado en los últimos años... pero el gusto les duró poco.
Aunque la presencia de Brady significa un envión anímico y deportivo para los Bucs, los Saints de Nueva Orleans, que tuvieron la mejor defensiva en 2021; las Panteras de Carolina, franquicia que espera se olvide su etiqueta de segunda peor defensiva de la campaña pasada; y los Halcones de Atlanta, con su equipo renovado apostando por jóvenes como el ala cerrada Kyle Pitts y el receptor Drake London, son los equipos con los que Tom deberá batallar en el Sur, donde la cosa no estará tan fácil como parece para los Bucaneros.
Nueva Orleans apostó por un proyecto nuevo ante la salida de Sean Payton como entrenador en jefe y tiene poco que perder ante otra temporada que pinta para tristeza tras tristeza.
Para Carolina y Atlanta, nuevas caras en la posición de quarterback serán las historias a seguir, con todo y que su futuro tampoco promete. Al margen del desempeño que puedan tener el resto de los equipos en esta temporada, Tampa Bay es el favorito en las casas de apuestas para ganar su división, y por supuesto ser uno de los protagonistas en la Final en febrero próximo.
Solo el tiempo dirá si el posible adiós de Brady vendrá acompañado de más éxito a nivel divisional.

Buccaneers de Tampa Bay: con Brady, sin Arians
Los Bucaneros de Tampa Bay son favoritos esta campaña, aunque el equipo ha tenido que hacer una reestructuración tras la baja en la ofensiva de Rob Gronkowski, uno de los jugadores con quienes Tom Brady tenía mejor entendimiento en el emparrillado, y en la defensiva de Ndamukong Suh, entre otras salidas del equipo.
El coach Todd Bowles espera que la llegada de Akiem Hicks para sustituir Suh permita mantener sólida la ofensiva del equipo y, por qué no, repetir como la mejor franquicia en este rubro, como lo fue la temporada pasada.
El retiro de Bruce Arians no sería factor, pues los jugadores tienen una buena relación con Bowles, quien no moverá mucho el plan de juego con el que Tampa fue exitoso hace dos años, aunque sí prometió imprimirle un toque propio.

Saints de Nueva Orleans: poder en ataque aéreo
La llegada del coach Dennis Allen parece darle una especie de renovación a Nueva Orleans, equipo que si bien tuvo la séptima mejor defensiva en 2021, necesita mantenerse fuerte en el ataque.
El equipo mantiene a Jameis Winston como su quarterback estelar y los receptores con los que compartirá ahora el terreno de juego, Jarvis Landry, Chris Olave y Michael Thomas, quien no jugó la campaña pasada, deberán estar muy atentos a las señales que les de para capturar el ovoide y así llevar a los Santos a ser protagonistas.
Winston le ganó la partida tanto a Andy Dalton como a Taysom Hill, pero su puesto estará sobre la línea en cada partido del año, por lo que su obligación es demostrar jugada a jugada.

Falcons de Atlanta: pocas razones para crecer
Con Marcus Mariota como nuevo mariscal de campo, en lugar de Matt Ryan, Atlanta pretende destacar esta temporada luego del récord negativo de 7-10 del año pasado, uno que dejó a su afición con un pésimo sabor de boca.
Los Halcones apuestan a la renovación que hacen para encarar el 2022, sobre todo en el desempeño de novatos como el cornerback A.J. Terrell y el receptor Drake London, entre otros.  Sin embargo, la reestructuración que necesita es mental pues Atlanta arrastra aquella derrota del Super Bowl LI, cuando desaprovecharon una ventaja de 28-3. Kyle Pitts es otra razón para voltear a ver a los Halcones, aunque el ala cerrada esté más ocupado por bloquear la presión rival que por mover las cadenas, tal como pasó el año anterior.

Panthers de Carolina: ante un panorama sombrío
El récord de 5-12 en la campaña pasada perfila a Carolina como uno de los peores equipos para este 2022. El entendimiento que puedan tener el quarterback Baker Mayfield con Christian McCaffrey, uno de los corredores estrella del equipo y que en cinco temporadas en la Liga promedia 6.2 recepciones por juego, y el receptor D.J. Moore podrían darle un respiro al equipo.
La incertidumbre se centra ahora en el tiempo en que, tanto Mayfield como McCaffrey, se mantengan sanos durante la temporada.
Eso sí, si Mayfield no responde, Sam Darnold está listo para recuperar el puesto que perdió justamente por la mala actuación de las Panteras el año pasado, aunque el ex QB de los Jets dice estar listo para el reto con Carolina.

En esta nota

Comentarios