No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Cultura

Mirador

Cuando en las horas de la noche deambulo por la vasta casona del Potrero los espectros que la habitan aparecen y me miran con familiaridad

MIRADOR

                   Por Armando FUENTES AGUIRRE

         Yo vivo en compañía de fantasmas.

         Cuando en las horas de la noche deambulo por la vasta casona del Potrero los espectros que la habitan aparecen y me miran con familiaridad.

         Ahí Luisita de la Peña y Peña, que murió días antes de su boda de un súbito mal del corazón. Ahí el capitán Ignacio Dávila, fallecido en la guerra del francés. Ahí Trini Garona, a quien se le acabó la vida por causa de tristeza, según dijo el doctor que vino del Saltillo a verla y la halló ya muerta y tendida.

         Tengo amistad con esas sombras. No les dirijo la palabra, pues tengo miedo de que me contesten. Tampoco me hablan ellas: Quizá sienten el mismo temor. Nos cruzamos igual que dos navíos que pasan uno junto al otro en silencioso encuentro por el mar.

         Al día siguiente comento en la cocina:

         -Anoche vi un fantasma.

         Seguramente el que me vio a mí les dice luego a los demás:

         -Anoche vi un fantasma.

         ¡Hasta mañana!

Más sobre este tema

Comentarios