Columnas

Si falla el estimado del PIB, el SAT sacará de apuros al Gobierno

Lo que le vamos a pedir al SAT es que cobre correctamente y estamos en esa tónica”.

Por Eduardo Ruiz-Healy

El secretario de Hacienda Arturo Herrera explicó ayer por qué es importante el cálculo del producto interno bruto (PIB) para elaborar el Paquete Económico que cada año somete a consideración del Congreso el Presidente de la República.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, Herrera dijo que “la parte más importante” del Paquete Económico 2020 “son los supuestos macroeconómicos que vienen dentro del marco macro que viene dentro de los Criterios Generales de Política Económica. Las diferentes variables que aparecen en el marco macro son las que nos permiten, son las que apoyan la memoria de cálculo para las diferentes variables. Por ejemplo, el primero de ellos es el crecimiento económico del PIB (producto interno bruto) que estamos estimando con un rango de entre 1.5 y 2.5%”. Señaló que lo eso es relevante porque, “entre otras cosas, los ingresos son proporcionales a la actividad económica. Si el crecimiento es mayor, si el PIB es mayor hay un mayor ingreso sobre la renta, hay un mayor IVA”.

Mejor no podría haberlo explicado el titular de la SHCP: La Ley de Ingresos (LIF) y el Presupuesto de Egresos (PEF) para 2020 se basan, primordialmente, en el estimado del crecimiento del PIB para ese año.

Y porque el futuro es incierto y la estimaciones de la SHCP suelen fallar año tras año, a partir de 2020 el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tendrá nuevas atribuciones que le permitirán ser más eficiente para alcanzar sus metas recaudatorias a pesar de que el PIB no crezca de acuerdo al estimado. El mismo Herrera lo anticipó la semana pasada cuando dijo que “a través del SAT sí vamos a tomar decisiones que no son inusuales en otras economías, pero que probablemente van a ser nuevas en México. Lo que le vamos a pedir al SAT es que cobre correctamente y estamos en esa tónica”.

El Gobierno de AMLO le propone varias cosas al Congreso para lograr que el SAT lleve más dinero a la tesorería federal, entre ellas: Que las transacciones comerciales que se realicen a través de plataformas digitales como Netflix, Uber, Spotify, Airbnb, Amazon, Alibaba y Mercado Libre paguen el IVA e ISR correspondientes; que quienes arriendan bienes muebles expidan un comprobante fiscal digital por Internet (CFDI) a sus inquilinos; que las bebidas saborizadas, incluidas ahora las energizantes, paguen un IEPS de 1.2705 pesos por litro en vez del 1.17 que actualmente pagan; que el IEPS suba de  0.35 a 0.4980 pesos por cada cigarro vendido o importado.

En lo que va de la actual administración el SAT ha demostrado ser sumamente eficiente bajo la dirección de Margarita Díaz-Farjat, ya que pese a que el PIB no ha aumentado como se estimó originalmente, sí ha aumentado la recaudación tributaria.

Hace unos días Díaz-Farjat anunció que al durante el periodo enero-julio la recaudación fue 2.4% superior a la del mismo periodo de 2018 y que durante el mismo periodo se incrementó 8% el padrón de contribuyentes y 16% la emisión de facturas electrónicas. O sea, el SAT ha sacado de apuros al Gobierno.

Los Criterios Generales incluyen los estimados de inflación, precio de la mezcla mexicana del petróleo de exportación y la tasa de cambio peso-dólar. De eso comentaré en otra oportunidad.

Comentarios