No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Piensa

Cuidado con lo que pienses, puede ser realidad. Si usted no ha logrado lo que quiere es que su mente no esta colaborando con usted, y lo más importante es que en usted está que lo haga.

Por Octavio Ballesteros

Lo que pienses eso es

"El mejor modo de iniciar es dejar de hablar y empezar a hacer", Walt Disney.

Ten cuidado con lo que pienses, puede ser realidad. Se dice que si usted no ha logrado lo que quiere es que su mente no esta colaborando con usted, y lo más importante es que en usted está que lo haga. Si le interesa saber cómo siga leyendo esta colaboración.

Cuatro claves

Acorde con Marisa Peers, terapeuta británica, son cuatro las claves para lograr que su mente lo apoye y le permita crecer y con ello lograr sus objetivos.

La primera es que la mente hacer exactamente lo que usted le indica que es lo que desea. Si usted manifiesta que el trabajo la está “matando”, que tiene un jefe muy “pesado”, lógicamente el ambiente que encuentre en su lugar de trabajo será lo más ingrato posible. Si a usted le interesa mucho tener una semana de vacaciones entonces le viene un resfriado muy fuerte que le obliga a pasar unos días en casa.

La segunda, que es la que más me impactó, consiste en asociar placer a las cosas que cuestan, que son arduas, que requieren mucho esfuerzo, y así se te facilita hacerlas.

Ejemplos: Los marines, cuando les ponen una mochila en la espalda y los llevan a acondicionamiento físico como lo es correr, salvar obstáculos, y caminar entre lodo, van cantando. La mente asocia canto a alegría, y por lo tanto el marine tiene más energía y resistencia para dichos ejercicios.

Esta clave la practiqué esta semana y nos funcionó: Como asesor de seguros hay una labor que se me dificulta a pesar de los años que ya llevo en el ramo: Conseguir citas. Nos enfocamos que lo más placentero del mundo es hablar por teléfono para conseguir citas.

Resultado: Conseguí siete en tres días. Por supuesto que voy a seguir pensando así.

Las otras dos

La tercera es un manejo apropiado de las imágenes que te haces y de las palabras que usas. Si vas en un vuelo, y ves a un tipo sospechoso sentado cerca de ti, y piensas que es terrorista es obvio que sufrirás todo el vuelo. A propósito de la pandemia que estamos viviendo, la has visto como una experiencia para aprender, o te las pasado quejándote de la misma.

Es algo parecido a lo que ocurre cuando un problema lo ves como un reto, cambia mucho el enfoque.

Como dice un empresario que habla en su reunión semestral con sus gerentes: Este 2020 hagan de cuenta que nos dieron un escopetazo en la pierna, pero seguimos vivos y además recuperándonos. Enorme ganancia.

La cuarto y última es la siguiente, a la mente le gusta lo familiar, lo conocido, el cambio le afecta. Lo que tenemos que hacer en hacer lo familiar no familiar, y lo no familiar hacerlo familiar.

Nos explicamos, lo familiar es que siga haciendo lo mismo, que siga posponiendo las cosas, que no maneje objetivos que haga el mínimo esfuerzo. Lo no familiar es todo lo contrario, ir a contra corriente, ponerme objetivos que exijan más empeño, mejorar los resultados que he tenido. Y recuerda estimado lector, mente que se expande y crece ya no vuelve a su lugar.

Cuando Roger Bannister rompe en 1954 el récord de la milla corriendo en menos de cuatro minutos, cosa que nadie había logrado, ese mismo año otros siete lo lograron, y al año siguiente más de 50 lo hicieron.

Conclusión, estimando lector, aplique estos cuatro aspectos para el manejo de su estado mental, y verá cómo este se convierte en su aliado, no en algo que lo detenga, estorbe o bloquee de lo que interesa lograr. Pruebe y verá. ¡Feliz domingo!

Twitter: @octavioballes

Facebook: Asesores Ballesteros

Correo electrónico: octavio@ballesterosyasociados.com.mx.

Comentarios