No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

¡Imponga el orden, Presidente!

En Zacatecas ocurrió que 33 habitantes pudientes del Municipio de Guadalupe fueron a vacunarse al Municipio pobre de Villa de Cos.

Por Eduardo Ruiz-Healy

El martes me habló, feliz, un buen amigo que vive en Cuajimalpa, CDMX, para decirme que ya había recibido la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19.

 

-“¿Ya te vacunaste?”, me preguntó.

 

-“Aún no, porque todavía no han mandado vacunas al lugar en donde vivo”.

 

-“No hay problema, ven a Cuajimalpa. Sólo piden un comprobante de domicilio y una identificación. Yo te presto mi recibo de luz. Así lo están haciendo muchos para que sus amigos y parientes se vacunen, aunque no vivan en la alcaldía y aún no sea su turno”.

 

También el martes, por medio de WhatsApp, otro amigo me dijo que sus tíos fueron vacunados en la Magdalena Conteras.

 

-“¿Cómo le hicieron, si su apellido comienza con la letra Z y les toca vacunarse hasta mañana [el 17]?”, escribí.

 

-“Sólo llegaron al lugar, mostraron sus credenciales del INE y comprobante de domicilio. No importó que ese día no les tocara”.

 

-“Qué bien, ya puedes estar tranquilo de que tienen menos riesgo de enfermarse de Covid o, de contagiarse, no ser casos graves”.

 

-“Sí, estoy muy contento”.

 

Casos como estos se están dando en las alcaldías de la CDMX y los municipios en donde la vacuna AstraZeneca es suministrada a personas mayores de 60 años.

 

Por ejemplo, en Zacatecas ocurrió que 33 habitantes pudientes del Municipio de Guadalupe fueron a vacunarse al Municipio pobre de Villa de Cos.

 

El diario Imagen de Zacatecas reportó así lo que ocurrió el martes:

 

“… miembros de familias como López, Márquez, Cervantes, Borrego, Salinas, Salcedo, González, Saucedo, Contreras, Reveles, Acevedo e Ibargüengoitia, llegaron a bordo de camionetas de lujo, Audi y otras unidades de reciente modelo. La irrupción causó un conato de bronca, sin embargo lograron ser vacunados bajo el argumento de que no se les podía negar la vacuna pues los frascos ya estaban abiertos. Se trata de familias vinculadas a la política y actividades empresariales. Estuvieron planeando su visita mediante WhatsApp y en su círculo tienen la intención de irrumpir mañana en otras jornadas de vacunación en localidades vulnerables… fue la responsable a nivel estatal del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro quien dio la indicación de que se vacunara a los que irrumpieron, pero cuando se le pidió que firmara la minuta, se negó a hacerlo…”.

 

En redes sociales, el gobernador priista Alejandro Tello condenó y rechazó el “tráfico de influencias y corrupción en la aplicación de la vacuna presentada en Villa de Cos”.

 

Si bien muchas personas han acudido a los centros de vacunación y han sido bien atendidos, también es cierto que el plan de vacunación se desarrolla con desorden y sin controles en muchos lugares.

 

¿Para qué diablos dedicamos millones de personas tantas horas de la semana pasada para registrarnos en mivacuna.salud.gob.mx, si a fin de cuentas cualquiera puede llegar a vacunarse sin tener que esperar la llamada de un “servidor de la nación” para que le dé la fecha y el lugar en donde será vacunado?

 

La vacunación contra el Covid es un asunto serio y en muchos lugares no se está manejando como tal. Alguien debe imponer el orden y el único capaz de hacerlo es el presidente Andrés Manuel López Obrador. Ojalá lo haga.

 

Nota: Hasta ayer, de acuerdo con covidvax.live, en México habían sido vacunadas 0.73 de cada 100 personas.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Comentarios