Un accidente baja de la bicicleta a don Tomás Pérez
Un accidente baja de la bicicleta a don Tomás Pérez
TENDENCIAS:

Un accidente baja de la bicicleta a don Tomás Pérez

Un accidente baja de la bicicleta a don Tomás Pérez
Por: |
Agua Prieta(GH)
Con gran esfuerzo y gemidos producto de su dolor, Tomás Pérez Sánchez de 75 años, se abalanza sobre un andador para abrir el portón de la casa donde vive, sin agua y sin energía eléctrica.

La lesión de su pie izquierdo le impidió este año, como es habitual, viajar a su natal Morelos en bicicleta, en una aventura que le lleva 68 días, y que culmina con la reunión de una familia en Navidad y Año Nuevo.

"Más bien el 15 de octubre salgo de aquí de Agua Prieta cada año, me voy en bicicleta, hago 68 días de camino por la vía del Pacífico, por 10 estados de la República Mexicana", relató.

Todavía el año pasado Tomás recorrió Sonora, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, el Estado de México, la Ciudad de México y avanzó otro poco para llegar a su natal Morelos, en un recorrido de alrededor de 2 mil 300 kilómetros, afirmó.

Moreno, con un rostro compungido, don Tomás es un hombre que disfruta la independencia, pero que no teme pedir apoyo si lo requiere, como lo hace ahora que no puede depender de sí mismo.

SE LASTIMA

Don Tomás vive en Palpan de Baranda, Morelos, pero en el verano cambia su residencia a la frontera de Agua Prieta para trabajar como vendedor de paletas de hielo, con lo que obtiene recursos económicos para el sustento de su familia.

Así lo ha hecho en los últimos 25 años, hasta que hace aproximadamente un mes sufrió un accidente que lo dejó imposibilitado para viajar en bicicleta, como desea hacerlo para llegar a su hogar.

"Me siento imposibilitado de estar así, yo nunca había estado así, cumplo 76 años (el próximo 17 de diciembre) y nunca había estado yo así", señaló.

El accidente ocurrió un día mientras Tomás cocinaba, de pronto cayó y se lastimó el pie izquierdo, quedando con una férula que mantiene fijo su pie y que le impide tener la movilidad deseada.

DIFÍCIL MOMENTO

Tomás Pérez Sánchez vive en una casa que le prestaron, pero que no tiene servicios de energía eléctrica, ni agua, tampoco tiene asegurado el alimento y no hay nada que lo pueda mantener caliente en este invierno.

A pregunta expresa de qué es lo que requiere en este momento, respondió que lo único que anhela es recibir apoyo de alimentos frescos que él mismo pueda preparar.

"O sea yo no estoy acostumbrado a las comidas de las latas, tengo que comer un tomate, unos chiles picados así", mencionó sentado sobre una silla de ruedas que le prestaron mientras se recupera.

Para moverse necesita de un andador, pero el esfuerzo que imprime es extraordinario, por lo que la silla la utiliza para descansar por instantes breves.

FALTARÁ SU APORTE

Lo que más parece molestarle al hombre de 75 años es que no podrá ayudar con el sustento de su familia, compuesta por su esposa, sus dos hijos de 49 y 52 años, respectivamente, y sus suegros.

Debido a su accidente, Pérez Sánchez no puede trabajar, por lo que actualmente depende sólo de las dádivas de los aguapretenses y aunque no debe moverse, lo hace para colocarse afuera de una tienda de conveniencia a pedir apoyo.

En el patio de la casa tiene una hornilla en la que prepara sus alimentos, cerca de botes de aluminio que reúne para vender, con el propósito de obtener al menos un poco para comprar lo elemental para comer.
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados