La sonrisa de los niños es el mejor de los pagos
La sonrisa de los niños es el mejor de los pagos
TENDENCIAS:

La sonrisa de los niños es el mejor de los pagos

La sonrisa de los niños es el mejor de los pagos
Foto: Mayra Echeverría
Por: |
OBREGÓN, Sonora(GH)
Desde hace siete años, el Comedor Asistencial Mi Mano Contigo A.C. se ha encargado de brindar alimento a niños de escasos recursos, atendiendo a más de 170 infantes diariamente.

La fundación surgió ante la inquietud de un grupo de cinco madres de familia amigas que decidieron salir a buscar en la comunidad los lugares que necesitaran más apoyo, informó Norma Uribe Duarte, directora del Comedor.

El primer comedor lo instalaron en la colonia Presidentes, mencionó, con una mesa y sillas bajo un árbol, donde sólo ofrecían alimentos los días sábados.

Poco a poco fueron adquiriendo mobiliario y un espacio donde servir los alimentos diariamente a los niños, ampliándose a dos colonias más: Quetchehueca y Casa Real.

Platicó que los platillos que ahí se sirven son especiales para cubrir las necesidades básicas de los niños que, aunque es a medio día cuando comienza el servicio porque es cuando se da el cambio de turno en las escuelas, los niños salen y llegan a comer, los que van a entrar se van ya alimentados.

Desde temprana hora se reúnen los colaboradores para tener todo listo.

APOYAN A MUCHOS
Con el Comedor Asistencial Mi Mano Contigo A.C. han sido más de 2 mil infantes los beneficiados en los años de labor, niños de todas las edades; ahora, con tres ubicaciones, cuentan con área de comedor, cocina, sala multiusos, entre otros.

“Nuestros niños son de las colonias aledañas de cada comedor, reciben comida totalmente gratis; el 40% de nuestros pequeños el plato de comida que nosotros les brindamos es el único alimento de su día.

“Somos una asociación autosustentable, por lo que hacemos actividades para obtener fondos para seguir trabajando, proyectos a nivel local y estatal, y en ocasiones trabajamos contacto con diversas instituciones como DIF, Universidad La Salle, Tec Milenio, así como también la sociedad nos aporta”, añadió la directora.


El comedor lo frecuentan todos los niños de algunas familias, es decir 4 ó 5 hermanos, dijo, una situación que ocurre muy seguido.

Las condiciones de pobreza son alarmantes, opinó Uribe Duarte, razón por la cual buscan expandirse a más lugares para llegar a más gente necesitada.

“Todavía son planes a futuro, pero esperamos colocar al menos dos comedores más próximamente”, expresó.


ENORME SATISFACCIÓN
Es una gran satisfacción la que este servicio les deja, manifestó, les llena el corazón y el alma el poder ayudar a tantos niños.

“Se han convertido en parte de nuestra familia, muchos de ellos nos visitan todos los días sin falta, pues es esta comida a la única que tienen acceso”
, mencionó.


Han notado al paso de los años, indicó, cómo la situación de muchos de ellos va cambiando, ha mejorado y sus caritas lo reflejan todo.

“Su alegría nos paga, vale la pena todo el esfuerzo, el empeño y la dedicación que ponemos todos los voluntarios para lograr brindarles alimento diario a los niños, con verlos sonriendo y ver cómo va mejorando su situación tenemos”, señaló.


La agrupación trabaja con 28 personas de manera permanente, informó Uribe Duarte, que son principalmente madres de familias de los niños beneficiados.

Por temporadas reciben apoyo de alumnos de diferentes instituciones educativas de la región, dijo, quienes además los apoyan con campañas de donación de alimento y juguetes y realizan las actividades de rehabilitación de las áreas verdes de las instalaciones. Además de alimento, brindan a los infantes actividades de recreación los fines de semana que incluyen reuniones de lectura, clases de pintura, música, entre otras, mencionó, y llevan campañas de vacunación, limpieza dental, desparacitación y acciones de control de pediculosis en colaboración con instancias de Gobierno.

LOS BENEFICIADOS
A las 09:00 horas comienzan el ritual diario en los tres comedores. Entre ollas, verduras y carnes, los voluntarios se preparan para recibir a unos 170 vecinos de entre 4 y 11 años de edad que diariamente se acercan a almorzar.

Mi Mano Contigo A.C. es mucho más que un lugar al que recurren los chicos para alimentarse, es también un espacio donde generan lazos de amistad y fraternidad con las personas que los atienden.

El comedor se ha convertido en un lugar de paz y tranquilidad que los niños eligen para comer y también para jugar.

“Creemos que más allá de que les damos de comer, es su lugar de paz y tranquilidad. Vienen a almorzar y pueden quedarse a jugar porque tenemos juguetes y espacio para ellos”
, platicó la directora del comedor.


El trato con los niños es especial, manifestó, ya que se conocen muy bien y a veces hasta van a estudiar.

Melanie García Espinoza, de 10 años, asiste al comedor todos los días al salir de la escuela porque le gustan mucho los platillos que les preparan.

“A mí me gusta mucha la comida, nos preparan platillos muy ricos como ceviche, avena y gallina pinta”.


Caleb Beltrán López, de 8 años, contó que además de por la comida le gusta ir al comedor por el trato que recibe.
“Me gusta venir al comedor porque me tratan muy bien, vengo casi diario”, dijo.
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados