mayos,

pueblo noble que busca conservar sus raíces

POR eduardo lópez

elopez@elimparcial.com

 

Los mayos pueden presumir de ser la etnia con el mayor número de habitantes y de tener un alto porcentaje de profesionistas dada su apertura a relaciones interculturales externas, pero también enfrentan problemas graves.

Por ejemplo, los que aún conservan sus tierras ya no las producen y sobreviven de la renta de sus terrenos, otros tienen algunos animales que crían para su venta, mientras que la actividad pesquera se ve reducida ante grupos de pescadores externos.

“Se van las mujeres al campo, a trabajar al chile… el pago es muy poco, si hacen horas extras es un poquito más, unos 100 o 130, pero normal se paga como en 80 o 90 pesos (el jornal), hay hombres que también se dedican a eso”, citó Francisca Zamora, una vecina de la comunidad El Guayparin, en Etchojoa.

Según el Coneval, en el año 2014 cerca del 63% de los pobladores de Etchojoa, uno de los ocho pueblos donde se asienta este grupo indígena, reportó que no tenían servicios públicos básicos dentro de sus viviendas.

El 58% de los habitantes sólo de ese municipio que está conformado en su mayoría por habitantes indígenas, vivía en pobreza moderada y el 19% en pobreza extrema; mientras que el 60% no tenían acceso a la seguridad social.

petroglifos de TehuelibampO

están ubicados en la población de Masiaca, cerca de Navojoa, Sonora, se estima que datan de hace 3 mil años y que fueron elaborados por protomayos que habitaron en la región.

 

Son diversas figuras grabadas en piedra que reflejan pasajes de la vida emocional y espiritual de estos nativos.

 

Fueron encontradas en el año de 1984.

imágenes

etnia mayos

 

POR ELEAZAR ESCOBAR

eescobar@elimparcial.com

Apertura  a otras culturas

es su principal amenaza

Más que las costumbres como las danzas, los cantos y la gastronomía, el rasgo cultural que más peligra para los mayos como pueblo originario es su lengua, según investigadores e historiadores.

“Hay muchos factores para esta disminución (de hablantes de la lengua mayo), pero el principal factor es el padre de familia, nosotros como papás ya no les estamos hablando en la lengua a nuestros hijos, estamos utilizando más el español”, según Secundino Amarillas Valenzuela, locutor indígena mayo en la radio La Voz de los Tres Ríos.

Para 2010, según datos censales del Inegi, la población se estimó en 70 mil 824, de los cuales 28 mil 63 conservaban la lengua mayo, lo que representa al 39%, de la población, sin embargo, el número de indígenas se redujo.

Para Antolín Vázquez Valenzuela, promotor cultural de la comunidad de El Júpare, Huatabampo, el dialecto podría desaparecer en alrededor de 20 años, al estimarse que actualmente sólo uno de cada 10 niños lo habla.

En la cultura tradicional mayo cada pueblo tiene un santo patrono y por tanto una bandera representativa.

Estas llevan como elementos la cruz y estrellas, mientras que los colores se definen de acuerdo al santo que protege al pueblo.

 

Llevan listones en el asta de bambú y con punta de flecha y en ella grabada una cruz.

 

La porta en eventos especiales, como fiestas de Semana Santa y funerales, un alférez mayor de la tropa mayo.

 

fuente: Antolín Vázquez Valenzuela, promotor cultural mayo.

Heredan

el don de sanar

Los mayos aún consideran dentro de sus tradiciones a los curanderos tradicionales, los que sanan a sus iguales con hierbas, ramas, o limpias blancas, conocimiento que se ha heredado por generaciones.

“Esto viene como una herencia, yo no sabía nada, sino que trabajaban la medicina mis abuelos, mi mamá, mi papá y de ahí ya se mueren y yo me quedo, sin conocer, y ya estoy ahora como si conociera de mucho tiempo”, dijo Eusebio Sombras Jatomea.

El curandero habita en una comunidad llamada El Bajío, en Etchojoa, dice que la mayoría de sus pacientes acuden por dolores musculares y por problemas con el estómago, pero de acuerdo a sus diagnósticos la mayoría de los padecimientos son por estrés.

Cómo llegar

A seis horas, aproximadamente, desde Hermosillo, se encuentran las comunidades donde habitan los mayos, ubicadas en los municipios de Navojoa, Etchojoa, Álamos, Huatabampo, Benito Juárez y Quiriego.

Tradición mayo,

fusión de dos culturas

La Navidad, el día de la Virgen de Guadalupe, la celebración a la Virgen de la Concepción y la Pascua son las mayores celebraciones de los mayos, pero en su calendario de festividades figuran casi 200 fiestas.

“El mayo es noble, confianzudo, hospitalario. El trato entre yoremes (mayos) es igual, pero de yoreme a yori (blancos), el mayo es sicoanalista, te ve a los ojos, si no te ofrece una silla cuando vas a su casa, ah caray, no eres bien recibido”, describe José Gil Jocobi Verdugo.

Ocuparon un territorio vasto comprendido entre el Sur de Sonora y el Norte de Sinaloa, donde aún permanecen aunque en menor número. En la entidad, se estima que habitan unos 80 mil yoremes o, lo que la convierte en la tribu con más población de Sonora.

Están asentados en los municipios de Navojoa, Etchojoa, Huatabampo, Benito Juárez, a la ribera del Río Mayo que irriga un extenso valle agrícola del mismo nombre.

Las danzas del pascola, del venado, contó, son prehispánicas y responden a que los indígenas antes de la llegada de los españoles veían como dioses al Sol, a la Luna y algunos animales, los más vistos, eran sus deidades.

“Cuando llegan los españoles con nosotros se hace una fusión de dos culturas, ahí entra el sincretismo del indígena hacia el español, llegan los jesuitas, nos imponen una cruz, nos enseñan”, resaltó José Gil Jocobi Verdugo, promotor cultural de la etnia.

58%

Habitantes en pobreza

19%

Mayos en pobreza extrema

17%

Porcentaje de analfabetismo

60%

Población sin acceso a servicios de salud

presentado por

mayos,

pueblo noble que busca conservar sus raíces