Joven con síndrome de Down es atleta, futbolista y bombero voluntario
Joven con síndrome de Down es atleta, futbolista y bombero voluntario
TENDENCIAS:

Joven con síndrome de Down es atleta, futbolista y bombero voluntario

Joven con síndrome de Down es atleta, futbolista y bombero voluntario
Por: |
Benito Juárez(GH)
Las más de 20 medallas que ha conquistado desde hace varios años en el atletismo, lanzamiento de bala y futbol, han colocado a Jesús Servando Muñoz Beltrán, de 35 años de edad, como un atleta y deportista consumado.

El joven que tiene síndrome de Down se ha abierto las puertas también como voluntario en el cuartel de Bomberos, y en ocasiones trabaja de "paquetero".

El aprendizaje siempre ha formado parte de su vida y lo ha ayudado a desarrollarse como cualquier persona, pues también aprendió repostería en la escuela y canta en el coro de la iglesia.

"Me dedico al atletismo, tengo muchas medallas, por lanzamiento de bala, futbol, me gusta entrenar", comentó.

A Álamos, Etchojoa, Navojoa y otras zonas del Sur de Sonora ha acudido en busca de ser reconocido por sus logros atléticos, expuso, pero también ha llegado con el mismo deseo hasta una copa de futbol en Guadalajara.

Tras la muerte de su madre, Servando vive con su padre, y parte de su tiempo lo dedica a ayudar en el cuartel de Bomberos, donde sueña con convertirse en "apagafuegos".

Aunque por protocolo no se le permite acudir a los siniestros, cuando tiene oportunidad de ayudar extiende su mano, sin esperar nada a cambio.

Pese a que Servando es un joven muy ocupado, y debe ayudar a cuidar a su padre que se encuentra enfermo, no ha dejado de lado sus entrenamientos deportivos.

"Hay que correr, es sano, para mantenerse fuerte, hay que ir a competir", platicó.

Con ayuda de sus padres, Servando aprendió a cuidarse solo, y sabe cómo moverse en el Sur de Sonora desde su Municipio a Obregón, a donde antes iba a clases.

El trato que siempre ha recibido por parte de su comunidad y de sus propios padres es como hacia cualquier persona, destacó su padre Flavio Muñoz Venegas, y nunca se le ha dado un trato especial o diferente.

"A veces nos enojamos, lo regaño, pero al rato ya digo: ‘No tiene la culpa’. Yo siempre le digo: ‘Cuídate, porque ya no estoy para cuidarte’, antes sí; si le pido que llegue temprano, a veces hace caso, a veces no.

"A estos muchachos hay que protegerlos, uno no sabe cómo van a venir los hijos, nunca estamos preparados para ello, yo hice por protegerlo, hay que prepararlos porque uno no estará toda la vida con ellos", concluyó.
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados