"Soy María Celeste y soy sicaria al servicio de Los Zetas": Así fue la historia de la niña sicaria
"Soy María Celeste y soy sicaria al servicio de Los Zetas": Así fue la historia de la niña sicaria
TENDENCIAS:

"Soy María Celeste y soy sicaria al servicio de Los Zetas": Así fue la historia de la niña sicaria

"Soy María Celeste y soy sicaria al servicio de Los Zetas": Así fue la historia de la niña sicaria
Foto: Ilustrativa/Pixabay
Por: |
(GH)
María Celeste, una jovencita de 16 años, cuenta como fue que llegó a trabajar para los Zetas y fue detenida por las autoridades.

Originaria de Ciudad Victoria, Tamaulipas, Celeste fue invitada por unos amigos a formar parte de la banda delincuencial, donde le ofrecían 4 mil pesos a la quincena, salario que a su corta edad era imposible de conseguir en otra trabajo.

Su preparación física, tanto como el manejo de armas de fuego duró alrededor de 2 meses, donde aprendió a utilizar artefactos tipo AK-47, AR-15 y armas de grueso calibre.

En el 2011, cuatro días de haber iniciado su carrera delincuencial, la Celeste fue detenida por elementos de la Policía, tras cuatro horas de persecución y enfrentamientos.

En el enfrentamiento, María Celeste fue arrestada junto con otros nueve integrantes de la banda de entre 16 y 21 años de edad, en el municipio de San Cristóbal, lugar en el que también fueron detenidas otras seis jovencitas, según informó La Vanguardia.

Los delincuentes fueron presentados ante los medios de comunicación en la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, en la ciudad de Guadalajara. Ahí la prensa le preguntó que si a qué se dedicaba, a lo que respondió: “Soy María Celeste y soy sicaria al servicio de Los Zetas".

La adolescente fue procesada por los delitos de posesión y portación de armas de uso exclusivo del Ejército y delincuencia organizada; pero, Celeste señaló que, hasta el momento de su arresto, no había cometido asesinatos ni participado en actos violentos.
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados