Monika Ejerhed: Cinco décadas de amor por el arte y por México

Monika Ejerhed: Cinco décadas de amor por el arte y por México

Monika Ejerhed: Cinco décadas de amor por el arte y por México

Monika Ejerhed: Cinco décadas de amor por el arte y por México
Foto: Teodoro Borbón
Por: |
HERMOSILLO, Sonora(GH)
Desde Holanda, en un barco de carga, llegó a México hace más de 50 años Monika Ejerhed a formarse como artista plástica.

Después de diversos recorridos por nuestro País y Sudamérica, la artista origen sueco se quedó en Sonora.

Ejerhed siempre ha hecho cosas con sus manos, con todo tipo de materiales, desde bronce y madera hasta chatarra.

Viajando por diferentes países y al cruzar todos los estados de la República por tierra, ha recolectado diversos materiales que ha convertido en esculturas.

“Estuve viajando mucho tiempo; mi carro y yo conocimos muchos caminos, todo México. Encuentro mucho material entre la basura, entre lo que me encuentro, lo que se me hace interesante que a los demás no... siempre hay cosas que me imagino”, compartió.

SU CASA, EXPRESIÓN ARTÍSTICA
En su casa hay algunas partes que tienen hasta cuatro pisos, tiene un gallinero de donde obtiene huevos para su consumo, además de diversas plantas, cultivos de verduras y árboles frutales.

Su deseo es ser independiente y su curiosidad la han llevado a fabricar calentones solares; también está en proceso de instalar paneles solares para que su consumo de energía sea sustentable.

Su obra y su sello personal están presentes en cada rincón de su casa: Una puerta elaborada con placas y partes de uno de sus carros, una cortina hecha con cuentas de madera y conchas y muros y pilares con incrustaciones de botellas, vidrios y cerámica.

En el tercer piso ha instalado una galería de obras propias y de otros artistas; una de las piezas que más destaca es una lámpara colgante, elaborada con radiografías de su pierna, antes de ser amputada tras un accidente.

EL ARTE POR EL ARTE

Monika no vive de la escultura. Trabajó como maestra de idiomas y ha ofrecido talleres, pero sólo en ocasiones especiales ha vendido sus obras; si alguien se acerca y desea aprender, ella le enseña sin objeciones.

Dejó su trabajo como docente y dividió su casa para renta, lo que le ha permitido tener tiempo y espacio para dedicarse de lleno al arte.

“Me gusta cambiar de material, pero la madera me atrae mucho. Ahorita estoy trabajando con chatarra. Me gusta combinar materiales, trabajar con luz interior, con agua...”, detalló.

Su formación como artista plástica la realizó en la Casa de la Cultura, en la Universidad de Sonora y en la Ciudad de México, donde ha dado talleres; además, trabajo cinco años en Cuba, en el Instituto Superior de Artes, invitada por el Gobierno cubano.

Monika presentará el 13 de septiembre parte de su obra en el Museo de Arte de Sonora (Musas) a las 19:00 horas.
TÓPICOS:
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados