Investigación en la UA

Investigación en la UA

TENDENCIAS:

Investigación en la UA

Investigación en la UA
Por: |
(GH)
Se avecina una posible crisis en las provisiones mundiales de cacao: científicos de la Universidad de Arizona están desarrollando soluciones para evitarla.

Alrededor de un 70% de la producción mundial de cacao proviene de seis países pequeños en el Oeste de África, donde una plaga que destruye los árboles de cacao se está extendiendo rápidamente, abatiendo y matando a estos árboles en menos de un año tras la infección.
Con esto, la forma de vida de los agricultores se pone en riesgo y se está perdiendo el bosque tropical, pues los granjeros expanden sus plantíos para compensar las pérdidas, explica la Universidad de Arizona (UA) en su sitio web.
Una investigadora de la UA está en la búsqueda de respuestas antes de que sea tarde: Judy Brown es viróloga botánica del Colegio de Agricultura y Ciencias de la Vida se encuentra trabajando con científicos y granjeros africanos para crear conciencia y desarrollar formas de combatir esta plaga.
"Casi no hay conocimiento sobre quién es el enemigo y dónde está, ya no digamos qué acciones son necesarias para asegurar la longevidad del cultivo en la región a corto y largo plazos.
"El impacto en los granjeros y sus familiar en términos de salud, seguridad alimentaria y aspectos sociopolíticos es nefasto, y continúa siéndolo, mientras el rápido deterioro de los árboles afecta a más y más ejemplares", advirtió la experta.
De momento, sólo se sabe que el patógeno es un virus que infecta plantas de cacao y lo transmite la cochinilla blanca, un pequeño insecto que se alimenta de la salvia.
A diferencia de otros cultivos importantes, los cuales ya se encuentran respaldados por un historial de investigación para hacerlos más productivos, mejor adaptados a condiciones ambientales estresantes y más resistentes a enfermedades, el cacao es aún una planta relativamente silvestre y descuidada por los programas de investigación y mejora, incluyendo los tan necesarios estudios epidemiológicos para guiar su mantenimiento.
"Esto ha resultado en una situación que es como ir al doctor y que te diga, 'Lo siento, no tenemos cómo examinar tu sangre así que no podemos decirte si comiste algo venenoso o sólo te faltan vitaminas", ejemplificó Brown.
Durante más de 100 años, la "solución" ha sido remover los árboles infectados y reemplazarlos con ejemplares sanos; una estrategia destinada a fallar en este caso, pues para cuando el árbol muestra síntomas ya ha estado infectado por semanas o meses, pasando el virus a sus vecinos en todo ese tiempo.
"(El reemplazo de árboles enfermos) implica un enorme gasto, mientras que la investigación para entender la distribución de la enfermedad e identificar las fuentes específicas de patógenos virales ha sido mínima", apuntó.


Más información: uanews.arizona.edu

Los avances
Brown y su equipo están desarrollando herramientas moleculares para que los agricultores identifiquen árboles enfermos antes de que muestren síntomas.
Usan la secuenciación profunda del genoma (desarrollada hace 20 años para descifrar el genoma humano), comparando muestras de peces y hojas infectadas.
Este tipo de secuenciación de ADN de nueva generación permite buscar virus nuevos o aún no descubiertos en las muestras analizadas por el equipo de expertos.
TÓPICOS:

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados