ELIMPARCIAL.COM - CERRO DE LA CAMPANA
COLUMNAS
CERRO DE LA CAMPANA

Ya pasaron dos meses y Sonora sigue sin titular en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), asunto que a nivel nacional se ha convertido en la prioridad del Gobierno federal porque a diario madruga para iniciar su trabajo con este tema.
Desde el 5 de octubre pasado que se dio a conocer la renuncia de Adolfo García Morales a la SSP, el proceso se ha demorado y los integrantes del Comité Ciudadano para la Seguridad Pública no han conseguido definir la terna de candidatos que deberán entregarle a la Gobernadora.
Y parece que la propuesta de nombres podría demorar más días porque de los 42 prospectos que han visto, según se ha informado, aún tienen una lista con 10 finalistas que planean reducir a seis para que queden tres.
En esta ocasión, el comité está tomando opiniones de organismos especializados como la Barra y la Federación de Abogados. Se supone que tras ese proceso tan exhaustivo habrá toda una explicación a la sociedad con argumentos sobre la evaluación de la terna, los perfiles y capacidades.
Mientras tanto, al frente de la SSP sigue Ramón Mancilla Macedo como encargado de despacho.
Por cierto, al futuro titular de Seguridad Pública estatal le esperan grandes retos porque además de las acciones para enfrentar la inseguridad en la entidad, deberá coordinarse con el Gobierno federal, que tiene una estrategia trazada para actuar en todo el territorio nacional.
Después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó quitar las labores de seguridad a los delegados federales al explicar que todo se debió a una confusión del rol que se había establecido y no había quedado claro, pero ahora será el secretario de Seguridad Pública federal, Alfonso Durazo Montaño, quien habrá de elegir a los secretarios técnicos de los consejos estatales de Seguridad y que, de acuerdo a lo dicho por AMLO, encabezarán los gobernadores.
De entrada está el compromiso de dar más dinero federal a los estados y los municipios, lo que da un aliento a los alcaldes y gobernadores después del anuncio hecho ayer por el presidente Andrés Manuel López Obrador.
Ahora sólo falta que se refleje en el paquete económico de la Federación para 2019 para que los gobiernos estatales y municipales reciban un incremento del 10% nominal, 7% en términos reales, en las participaciones federales.
Esa noticia de las madrugadoras ruedas de prensa de AMLO fue muy bien recibida por los alcaldes y gobernadores que la ven como un respiro para las apretadas finanzas públicas que muchos enfrentan.
Ese tema fue el que ayer abordó la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y su equipo con el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa Macías, para asegurar el dinero federal a obras que están en proceso como la presa Pilares, el Home Port de Puerto Peñasco, acciones en municipios y otras obras de infraestructura.
Lo que aseguran las autoridades estatales es que hay buen ánimo de trabajar coordinados con el equipo del Presidente de México y en materia presupuestal siguen la misma línea de destino de recursos a gasto social, apoyo a municipios y el recorte de gastos no prioritarios. Ahora falta ver cómo se respalda a desde la Federación a Sonora, que para el año próximo contempla un presupuesto de poco más de 68 mil millones de pesos.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.