Familia de Caborca vive momentos de terror en Las Vegas

Familia de Caborca vive momentos de terror en Las Vegas

TENDENCIAS:

Familia de Caborca vive momentos de terror en Las Vegas

Familia de Caborca vive momentos de terror en Las Vegas
Por: |
CABORCA(GH)
Escenas que bien podrían ser de una película de terror fue lo que vivió Vianey Corrales Barajas y su familia tras la masacre en Las Vegas que dejó al menos 59 personas sin vida y más de 500 heridos.

Era la primera vez que la caborquense de 31 años de edad visitaba Estados Unidos e iba en compañía de su esposo Érick y su hija de dos años de edad a una fiesta familiar en la llamada "ciudad del pecado".

"Ahorita ya voy saliendo rumbo a Caborca, pero efectivamente estaba ahí y me tocó ser parte de la estampida terrible.

"Acababa de tomar unas fotos del Mandalay Bay (hotel desde donde disparó el atacante) precisamente y no imaginaba lo que me tocaría vivir en mi primera visita a Estados Unidos", comentó.

En compañía de su prima, residente de esta ciudad, relató que la noche del domingo salieron a conocer los atractivos de Las Vegas, incluido el concierto de música country "Route 91 Harvest Festival", a donde entraron y salieron antes de que comenzaran los disparos.

Señaló que de ahí fueron a observar otros atractivos de la ciudad y por último a comer a un "In & Out", desde donde escucharon ruidos muy fuertes, pero nunca se imaginaron de que fueran disparos hasta que observaron personas corriendo en pánico por la calle y queriendo entrar al establecimiento a resguardarse, pues estaban a menos de una milla de donde fue la masacre.

"De repente vemos que viene una estampida de gente impresionante", relató, "bajaron y salieron de todos lados, yo creo eran más de cuatro mil personas".

En esos momentos de pánico su prima recibió una llamada donde le informaban que había muchas personas disparando armas de fuego en Las Vegas, lo cual las alteró más y se tuvieron que resguardar en los baños del establecimiento de comida, donde atrancaron la puerta con una escalera, dijo.

Tras varios minutos de escuchar gritos y ante la incertidumbre, salieron por la parte de atrás del restaurante hasta que se escuchó una relativa calma y ya de regreso a su casa, observaron muchas personas corriendo aún y pidiendo "raid", la mayoría eran turistas, consideró, quienes estaban hospedados en donde fue el tiroteo y tenían miedo de llegar a sus hoteles.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados