Inicio

Local 

Liberan bajo fianza a ex coordinadora zonal de guarderías

Publicada:      Por: Redacción ElImparcial    
Tras pagar una fianza de casi 160 mil pesos, Yadira Barreras, ex coordinadora zona l de guarderías del IMSS, salió del Cereso Femenil el 1 de marzo del 2013, luego de haber sido detenida como una de las presuntas personas culpables por el incendio de la guardería ABC.
Tras pagar una fianza de casi 160 mil pesos, Yadira Barreras, ex coordinadora zona l de guarderías del IMSS, salió del Cereso Femenil el 1 de marzo del 2013, luego de haber sido detenida como una de las presuntas personas culpables por el incendio de la guardería ABC.
Comentarios
HERMOSILLO, Sonora(PH) Tras pagar una fianza de casi 160 mil pesos, Yadira Barreras, ex coordinadora zona l de guarderías del IMSS, salió del Cereso Femenil el 1 de marzo del 2013, luego de haber sido detenida como una de las presuntas personas culpables por el incendio de la guardería ABC.

Actualmente está inhabilitada para volver a trabajar en el Instituto Mexicano del Seguros Social, además de una multa de 3 millones 400 mil pesos por parte del Servicio de Administración Tributaria.

También sale de prisión con un cargo delictivo que es el de ejercicio indebido del servicio público, con el cual actualmente busca defenderse legalmente.

Tras su salida del Cereso Femenil hace tres meses, Barreras no quiso hacer contacto con personas cercanas a ella por querer volver adaptarse y reinstalarse en su casa; quería tranquilidad.

“Luego empecé a buscar un medio de subsistencia, actualmente el único medio que tengo es estar cantando en un grupo con mi esposo y ahorita estoy buscando trabajo”, dijo.

A Barreras se le buscó desde el 29 de junio del 2009, pero ese día le avisaron que la Policía la vigilaba en su casa y para escapar se brincó la barda.

Actualmente está inhabilitada 18 años para ejercer algún cargo en el IMSS, aunque ella al siguiente día de salir del Cereso se presentó en el Instituto Mexicano del Seguro Social para pedir trabajo.

La licenciada de oficio, Paola Mercado fue quien le ayudó a poder salir del Cereso, además de que su familia trabajó para que pudiera estar bien al interior de la prisión y poder pagar abogados particulares.

“Yo califico este tiempo en la prisión como una experiencia preciosa que Dios me puso en el que él estuvo siempre conmigo, en donde estuve protegida, cuidada, amada, gracias a la familia hermosa que tengo que nunca me dejaron que se movieron tanto fuera para que no me faltara nada adentro.

“Adentro yo me ocupé, dije esta es mi nueva casa y siempre estuve trabajando, yo me levantaba a las 5:00 horas y no me volvía a acostar hasta que nos encerraban que era a veces a las 20:00 horas o 22:00 horas y todo el día estaba enseñando, estudiando o en actividades católicas”, reveló.

Para ella el estar fuera de la cárcel es muy gratificante pues el volver a estar en su casa, salir a la calle sin miedo de ser detenida otra vez.

“Mi familia por miedo me escondió por seis meses y es la peor experiencia, sí tuve gente que me apoyó, siempre en todo momento ha habido ángeles que me han apoyado, pero yo soy una persona que siempre enfrenta los problemas, pero estar escondida era contra mi naturaleza, me sentí muy mal.

“Y ahora estar en mi casa, poder salir a la calle, caminar a donde quiera no tiene precio y el estar afuera, volver a abrazar a mi hijo cuando yo quiera, dormir todos los días con mi esposo, estar con mi mamá quien está enferma desde que pasó todo esto, no tiene precio, estar libre y en mi casa es algo precioso”, enfatizó.

El Sistema de Administración Tributaria (SAT) le interpuso una multa por la Secretaría de la Función Pública de casi 3 millones 400 mil pesos.

La multa fue aplicada porque el Instituto Mexicano del Seguro Social erogó una cantidad de dinero, el cual fue compartido como deuda para las implicadas en ese caso, lo cual es contradictorio, agregó Barreras porque el IMSS ha puesto este gasto como ayuda solidaria.

“El IMSS dice que ejercimos mal nuestra función y eso derivó en gastos, entonces nos multó y esa multa la Secretaría de la Función Pública nos aplicó la multa, yo fui al IMSS y me dicen, nosotros no te despedimos y se te inhabilitó por parte de la Secretaría de la Función Pública.

“Entonces la Secretaría aplicó esa multa y la Secretaría de Hacienda es quien la está ejecutando digamos, desconozco los términos legales, sólo se que tengo esa deuda al salir”, manifestó.

Ante esta deuda el SAT decidió embargarle la casa donde actualmente vive, la misma que dejó de pagar al Infonavit durante los dos años que estuvo presa.

“Como no los tengo me embargaron el crédito Infonavit, la casa donde vivo actualmente me la embargaron, entonces la casa ahorita ya no es mía, no era, pero tenía oportunidad de seguirla pagando, la dejé de pagar hace dos años e Infonavit me está requiriendo los pagos.

“Ellos me piden que entregue la vivienda o que liquide el total, no puedo porque no tengo trabajo, pero al mismo tiempo el SAT me dice que esa casa es de ellos”, detalló.

En cuanto a su compañera, Delia Irene Botello (quien fue aprendida el 21 de junio del 2009), quien sigue presa en el Cereso Femenil, Barreras expresó que ella tenía sólo un mes en el puesto de coordinadora zonal de guarderías.

“En el caso de Delia Irene sí quiero defenderla públicamente, ella tenía un mes en ese puesto y fue capacitada por mí y por las demás coordinadoras, las capacitaciones que se utilizaban en el IMSS, era que cuando alguien llegaba al puesto las otras coordinadoras que ya tenían más tiempo las capacitaban.

“Entonces nos capacitamos unas a otras, jamás se nos dio una capacitación en cuanto a protección civil, incluso actualmente las coordinadoras zonales ya no supervisan lo de protección civil, entonces si el error fue de nosotros porqué cambian la norma, si nosotras no estábamos aplicando la norma, la norma debió de haber seguido igual”, externó.

Lo que se supervisaba anteriormente era de acuerdo a las guías de supervisión del IMSS, lo cual se remitía los servicios de pedagogía, nutrición, fomento de la salud y administración.

“En la orden de aprehensión decía que nuestras supervisiones eran muy administrativas y como de escritorio y no, eran muy hiperactivas, toda una serie de aspectos muy amplios y eso no se supervisaba en un día, se tenía que hacer por servicio.

“En el servicio de administración, que es el motivo por el cual se nos dictó la orden de aprehensión, revisábamos muchas cosas, pero hay un rubro que se llama protección civil y ahí supervisábamos que se tuvieran los extintores vigentes, que sí los tenían, que tuvieran el dictamen de protección civil que también lo tenían y la última en supervisarla fue Delia Irene, eran supervisiones oculares”, indicó.

Las causales del incendio fueron muchas derivadas de cómo estaba construido el inmueble, cosa que no nos compete a las coordinadoras zonales, pues si entraban a supervisar una guardería era porque dicho lugar ya se construyó y previamente autorizada por los expertos y arquitecto de los desarrolladores y de parte del IMSS quienes asesoraban durante la construcción, agregó.

“Nosotros no teníamos porqué dar señal de tal o cual plafón, estos plafones son los mismos que veo en los restaurantes, en los hoteles y ahora me señalan que si porqué yo no indique que esos plafones eran flamables, a mí jamás se me capacitó para indicar algo flamable o no flamable.

“Para mí, casi todo lo que hay en una guardería es flamable y actualmente las coordinadoras zonales no supervisan nada de protección civil”, comentó.
...
   
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.