Ir Arriba

Inicio

Baja California es santuario de las ballenas

Baja California es santuario de las ballenas

Baja California es santuario de las ballenas
El observar las ballenas es uno de los atractivos turísticos de Baja California. Foto: Uriel Canales
Por: |
MEXICALI, Baja California(GH)
A una hora y media del Puerto de Ensenada se asoman con timidez algunas ballenas para tomar una bocanada de aire, disfrutando del agua templada, ideal para dar a luz a sus crías.

Las ballenas viajaron 9 mil kilómetros desde Alaska con el fin de llegar a la Laguna Ojo de Liebre en Baja California Sur, sin embargo cada año se ven menos los avistamientos, dijo el guía de tours ecoturísticos, Ricardo Ojeda Acevedo.

Son diversos los factores que las han inhibido en su reproducción y supervivencia, entre la contaminación, la pesca y el cambio climático, existe la preocupación en la comunidad por preservar el mar de Ensenada como un santuario, explicó Ojeda.

“Debe haber mucho cuidado, cada vez se ven menos animales, estamos a tiempo de tomar las acciones necesarias para preservar la especie”, compartió el guía durante la búsqueda de la ballena gris.

En un viaje de más de cinco horas, partió el barco que acercó a la tripulación a la isla Todos Santos, pasando dicho sitio, justo en donde empieza el mar abierto, se encuentra la franja por la que se traslada la ballena gris.

A inicios de la embarcación un par de delfines acompañaron al barco, como si jugaran carreras, entre otros ejemplares se pudieron observar aves marinas, atunes, sardinas y lobos marinos.

Cuestión de suerte

La oportunidad para ver a una ballena durante los recorridos es cuestión de suerte, pero se recomienda ir en el mes de marzo, pues el tiempo estimado en que pasa mayor número de ballenas.

Héctor Rosas, delegado de la Secretaría de Turismo (Secture) en Ensenada, en un recorrido para el avistamiento de ballenas, precisó que el viaje se puede realizar de mediados de diciembre a principios de mayo.

“Es una salida de los muelles de pesca deportiva de Ensenada, rumbo a la isla Todos Santos, de la zona de migración de la ballena gris, un recorrido de cuatro horas, recomendado al público en general, pues son pocos lugares donde se pueden ver”, dijo.

Precisó que el mamífero viene del mar de Bering en Alaska, haciendo un recorrido de 9 mil kilómetros, hasta llegar a las costas de la Península, en la laguna Ojo de Liebre, en Baja California Sur, donde llega para tener a sus crías, buscando aguas más templadas.


Para poder observar las ballenas, los barcos hacen un recorrido de poco más de dos horas, saliendo del puerto de Ensenada.

“Este es el sitio que a través de miles de años escogió para descansar y criar a sus ballenatos, en el recorrido del Norte hacia el Sur, es gracias a eso que las podemos observar”, enfatizó el delegado de Secture.

El capitán Martín Ramírez, tiene 34 años de experiencia en todo tipo de embarcaciones, relató que en la bahía se pueden ver diferentes especies como la ballena jorobada, ballena gris, ballena piloto y ballena azul.

“El domingo pasado saliendo a una milla de Ensenada nos encontramos un ballenato brinque y brinque, otra experiencia es que hace dos años estábamos a la espera de que saliera la ballena, de repente a cinco metros del barco saltó el cetáceo”, rememoró.

Es una actividad que año con año ha venido creciendo, en la temporada pasada hubo 6 mil visitantes para observar a las ballenas, Rosas estimó que este periodo pueda aumentar de 5% a 8%.

Son aproximadamente 150 los comerciantes en el Puerto de Ensenada, que viven de los recorridos para el avistamiento de Ballenas, siendo un importante sector para la economía de la comunidad, comentó el funcionario estatal.


Para poder observar las ballenas, los barcos hacen un recorrido de poco más de dos horas, saliendo del puerto de Ensenada.

Cambio climático modifica llegada

La temporada de permanencia de las ballenas en las costas de la península se ha extendido, ya que antes se iban a finales de marzo, actualmente lo hacen dos meses después, hasta principios de mayo explicó Rosas.

Incluso dijo que según datos de los “Armadores de pesca deportiva de Ensenada”, han visto que algunas ballenas vienen con sus crías, quienes nacieron prematuramente, ya que antes los tenían hasta llegar a la península.

“Es una especie protegida, por eso tenemos reglas estrictas para su avistamiento, hay un cierto número de metros que nos podemos acercar e instruimos a los visitantes de cuidar su ambiente”, platicó.

Entre las generalidades de la ballena gris, los guías explicaron que puede llegar a medir 26 metros y pesar 120 toneladas un espécimen maduro, sin embargo los ballenatos llegan a pesar en promedio media tonelada.


Delfines también se pueden observar en el recorrido.

Las zonas por las que pasa hay un gran número de vestigios arqueológicos de hasta 5 mil años de antigüedad, lo que ha llevado a ser considerada la zona como un patrimonio para la comunidad y un santuario para la ballena gris.

Los costos en promedio de un viaje son de 400 pesos para adultos, 300 pesos para menores de 12 años, con tarjeta de Sé Turista en tu Estado obtiene un descuento del 15%, para mayor información puede contactarse al www.descubrebajacalifornia.com.



Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.