Hace bailar a los caballos

Hace bailar a los caballos

TENDENCIAS:

Hace bailar a los caballos

Hace bailar a los caballos
Por: |
HERMOSILLO, Sonora(GH)
Un relinchido se oye por todo el lugar, el sonido de las herraduras retiembla en la tierra húmeda que es testigo del adiestramiento de bellos caballos pura sangre, a lo lejos un jinete rinde honor a los potros de gran porte y elegancia.

Durante 10 años Fabián Esteban Agandar López, de 29 años, se ha dedicado al entrenamiento de caballos, con quienes tiene un vínculo de amor y respeto por la nobleza de los equinos.

Fabián, desde que era tan sólo un infante estuvo rodeado de caballos, a quienes ha amado profundamente; ahora son una parte fundamental en su vida y por fin ha visto realizado su sueño: Trabajar por y para ellos.

El arte de entrenar viene de familia, el respeto y admiración hacia estos nobles animales fue enseñado por su padre, quien se dedicaba a la charrería.

"Yo entré a esto por mi papá, él se dedicaba a la charrería y nos inculcó el bonito deporte de los caballos y lo empezamos a ejercer poco a poco y a practicarlo.

"Empezamos cuidando caballos de carreras, después nos empezamos a dedicar al caballo bailador, y ahora tenemos la escuela y al caballo bailador, somos una combinación", destacó el joven.

Bonita experiencia

A pesar de haber tenido diferentes empleos, trabajar con caballos ha sido una bella experiencia para Fabián, quien no ve su labor como un trabajo, sino como una actividad que es fundamental en su vida, pues siempre soñó con entrenarlos.

"Yo prácticamente haciendo esto tengo toda la vida, lo he practicado, y trabajando, tengo alrededor de 10 años y es que trabajar con los caballos es una bonita experiencia, el caballo te enseña mucho, es un animalito muy noble que te va enseñando según su carácter.

"He practicado otros oficios, tengo licenciatura en Derecho y trabajé en juzgados y ya después me metí de lleno con esto de los caballos, me gustó más y es que los caballos son prácticamente mi vida, es lo que a mí me apasiona, no lo veo como un trabajo", aseguró.

Tiene sus secretos

De 20 a 30 caballos entrena el joven, quien contó que el secreto está en el buen trato y amor que se le da al equino durante el tiempo que es adiestrado.

"A mí me gusta mucho este oficio, hay que tener paciencia, todo es a base de paciencia y dedicación, nosotros trabajamos hoy y vemos resultados 20, 30 días después, nunca trabajamos esperando ver resultados el mismo día para no forzar al caballo, no lastimarlo, no golpearlo", afirmó.

El joven destacó que entrenar a un caballo es una tarea sencilla y lo es aún más para todas aquellas personas que generan un vínculo humano y de respeto a estos bellos e imponentes animales.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados