Se resiste a perder pierna que le queda

Se resiste a perder pierna que le queda

TENDENCIAS:

Se resiste a perder pierna que le queda

Se resiste a perder pierna que le queda
Por: |
HERMOSILLO, Sonora(GH)
Don Carlón se resiste a que le amputen la pierna que le queda. Aunque ésta se le está muriendo a causa de la gangrena que le invade desde los dedos hasta la pantorrilla, el hombre piensa en su extremidad como la única forma de no ser un ‘inútil’.

"Cuando no me duele, con ella me empujo (en la silla)", dijo, "pero cuando me duele, no me pudo ni menear".

Carlos Rascón es el nombre del señor de 70 años y es vecino de la colonia Coloso Bajo donde vive con uno de sus doce hijos, quien trabaja como ayudante de albañil y sale de la casa desde las cinco de la mañana, para regresar hasta ya entrada la noche.

Su voz es débil y apenas se le escucha: "Ay, mamacita querida… apenas así se acuerda de la madre uno. Ya me he caído de la silla unas cuatro veces… la última vez, me caí en el baño, y me vine arrastrando hasta afuera a pedir auxilio", dijo entre sollozos. Don Carlón afirma que se salió por su propia cuenta del hospital la última vez que estuvo allí, al saber que los médicos debían cortarle su pierna derecha; es diabético y su afectación actual fue a raíz de encajarse un fierro andando en su silla de ruedas.

El color amarillo de su casa es lo único que resalta entre telarañas y polvo, en el ambiente oscuro que provocan los árboles que la rodean.

Don Carlón duerme sentado, dobla el cuerpo hacia enfrente y recarga su cabeza sobre unas viejas almohadas en un catre en el porche de su casa, de espaldas a un cooler que recién se le quemó. También tenía un día y medio sin comer.

No se niega a la idea de ingresar a un asilo, porque sabe que sería mejor atendido, pero le preocupa que la delincuencia de la zona acabe por destruir o llevarse lo poco que le queda en su casa que tantas veces ha sido saqueada.

Cada tanto, don Carlón arroja alaridos de dolor y llora, se detiene sólo para tomar aire y volver a comenzar su letanía; las moscas ya le rondan la pierna y el hombre no puede hacer más que espantarlas con un trapo.
TÓPICOS: GANGRENA, AMPUTACIÓN

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados