Hermosillense mira el terror en los rostros

Hermosillense mira el terror en los rostros

TENDENCIAS:

Hermosillense mira el terror en los rostros

Hermosillense mira el terror en los rostros
Por: |
HERMOSILLO(GH)
El telefóno sonó el domingo a las 10:40 de la noche, era raro que su jefa le marcara a esa hora en un fin de semana y por eso la hermosillense Claudia Durazo Lamadrid se sintió extrañada, contó vía telefónica a EL IMPARCIAL desde Las Vegas, Nevada.

Del otro lado del auricular la historia parecía sacada de una película de horror: En su lugar de trabajo había gente muerta y más de 500 heridos por ráfagas de bala, el hotel Mandalay de Las Vegas, Nevada, había sido escenario de una de las masacres civiles más terribles de la actualidad.

Claudia y su esposo Joe Samuels planeaban asistir al festival de música country que se celebraba esa noche en el lugar, pero decidieron cancelar la salida ya que ambos laboraban al día siguiente.

De inmediato Claudia se comunicó con dos de sus compañeras, quienes estaban de guardia esa noche en una de las tiendas del hotel y se enteró que ya habían sido resguardadas por personal de seguridad en el bar que se encuentra justo frente a su tienda. A Claudia le fue muy difícil conciliar el sueño.

NO LO PODÍA CREER

"Yo me fui temprano y a eso de las 10:40 me llamó mi jefa y varios amigos para contarme lo que estaba pasando, no lo podía creer".

"La gente del hotel no pudo ser evacuada de momento y cuando se confirmó que el tirador estaba hospedado en el hotel por seguridad los trabajadores permanecieron encerrados y se les permitió salir hasta las 5 de la mañana, ya que las autoridades confirmaron que ya estaba todo controlado", narró.

Ayer por la mañana Claudia, quien se casó con un norteamericano y lleva tres años viviendo en Estados Unidos, tuvo que enfrentar la realidad y llegar a su lugar de trabajo que lucía peculiarmente desierto.

"Como a las 5 de la mañana nos mandaron mails donde nos avisaron que nadie podría entrar, ni salir del hotel".

Llegó en Uber, pues bulevar de Las Vegas aún permanecía cerrado y por primera vez su entrada se registró por la parte de atrás del inmueble.

"Esta vez tuvimos que entrar por atrás. El mall del hotel se veía solo, era una imagen muy triste, el clima se sentía denso, pesado. Había gente con sus maletas por todas partes, tomando ubers, algunos con la misma ropa del día anterior, con la cara de angustia".

"La última vez que sentí esa sensación fue en Hermosillo, cuando sucedió lo de la guardería ABC".

Noche interminable

Claudia no solo miró el terror en los rostros de quienes presenciaron los asesinatos y quedaron varados allí, sino que prestó sus oídos a quienes buscaban al menos desahogarse, luego de una noche que parecía interminable.

"Llegó una pareja con la misma ropa del día anterior y me dijeron que ni siquiera habían podido ir a dormir, que fue una noche terrible".

"Luego llegó una chica chilena que tenía dos días de haber llegado a su luna de miel, ella y su esposo no sabían si elegir entre Brasil o Las Vegas y finalmente se decidieron por este lugar"

"Contó que ellos venían caminando del Luxor hacia el Mandalay, pues son tres hoteles los que se conectan por pasillos, en eso vieron a mucha gente correr y en un principio pensaron que se trataba de fans persiguiendo a algún famoso".

"Luego escucharon los gritos de la gente y se dieron cuenta de que algo malo estaba pasando. La Policía los encerró en el auditorio donde el ilusionista Criss Ángel hace su show, pero nadie les decía qué ocurría, transcurrieron varios minutos y gente de seguridad abrió las puertas sin avisarles y muchos creyeron que los iban a matar y eso causó la histeria.

La chilena me dijo: ‘Tanta seguridad que piden para entrar a Estados Unidos y cuando se topan con un incidente no saben nada de seguridad ni saben cómo reaccionar’, la mujer me dijo que había sido el peor viaje de su vida".

Su esposo Joe piensa que era cuestión de tiempo para que pasara algo así: "Joe está muy triste, pero me dice que era algo de esperarse porque Las Vegas es una ciudad muy concurrida y por todo lo que está pasando por acá".

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados