Colapsa Las Vegas por masacre; asesinan a 59

Colapsa Las Vegas por masacre; asesinan a 59

TENDENCIAS:

Colapsa Las Vegas por masacre; asesinan a 59

Colapsa Las Vegas por masacre; asesinan a 59
Por: |
LAS VEGAS, NEVADA(REFORMA)
La mayor masacre con armas de fuego en Estados Unidos, colapsó ayer a Las Vegas, una ciudad preparada para atender eventos masivos y grandes concentraciones.

Los al menos 59 muertos y más de 527 heridos que dejó el ataque desbordaron los hospitales y servicios de emergencia de la ciudad.

Ante la escasez de médicos y enfermeros para atender a todos los heridos, el gobernador de Nevada, Brian Sandoval, declaró situación de emergencia en el condado de Clark -que comprende Las Vegas y que tiene 2.1 millones de habitantes- para autorizar el trabajo de personal con licencias de otros estados.

Tan sólo el hospital Sunrise recibió a 180 heridos ayer por la madrugada.

DESDE EL PISO 32

Ese es el centro médico más cercano al hotel Mandalay, donde, desde el piso 32, Stephen Paddock disparó contra asistentes a un concierto de música country el domingo en la noche.

Al apelar a la donación masiva de sangre para las víctimas, la industria del entretenimiento decidió cerrar anoche al menos 23 shows icónicos de Las Vegas -desde el hotel Treasure Island hasta el Bellagio- con lo cual puso una pausa inédita en la vida de la ciudad.

Según la prensa local, la llamada "Strip de Las Vegas" -la avenida de 6.7 kilómetros donde están los más grandes hoteles- sólo había apagado sus luces 8 veces en la historia, pero por períodos de 3 minutos. Nunca todo un día, como ayer.

"(Se vive) mucha sicosis y aparte mucha tristeza. Se respira una sensación muy frustrante, y, además en una ciudad que es una fiesta, Las Vegas, nunca se había vivido algo así", narró Carlos Mateo Leal, sinaloense que estuvo ayer a pocos metros del lugar del ataque.

Caborca, Sonora (GH).- Escenas que bien podrían ser de una película de terror fue lo que vivieron Vianey Corrales Barajas y su familia tras la masacre en Las Vegas.

Era la primera vez que la caborquense de 31 años de edad visitaba Estados Unidos, e iba en compañía de su esposo Erick y su hija de dos años de edad a una fiesta familiar.

"Ahorita ya voy saliendo rumbo a Caborca", expresó, "pero efectivamente estaba ahí y me tocó ser parte de la estampida terrible".

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados