Continúa causando dolor a Trevi su Ana Dalai

Continúa causando dolor a Trevi su Ana Dalai

TENDENCIAS:

Continúa causando dolor a Trevi su Ana Dalai

Continúa causando dolor a Trevi su Ana Dalai
El misterio de la muerte de la primera hija de Gloria Trevi tiene dos vertientes pero una sola coincidencia: el productor Sergio Andrade fue quien engañó a la intérprete sobre su paradero.
Por: |
CIUDAD DE MÉXICO(El Universal)
El misterio de la muerte de la primera hija de Gloria Trevi tiene dos vertientes pero una sola coincidencia: el productor Sergio Andrade fue quien engañó a la intérprete sobre su paradero.

En una entrevista que La Trevi concedió a un programa televisivo, a Gloria le cuestionaron: "te has preguntado ¿dónde está Ana Dalai?", a lo que ella respondió entre lágrimas: "Claro que me pregunté dónde estaba, sobre todo cuando supe que me habían mentido y fui y busqué las respuestas, y hablé con la persona que tenía la respuesta.

"Y ella me lo dijo, y ahora yo sé que mi hija está donde están las personas que amamos y ya no están en la Tierra, está con Dios y con nosotros".

Por otra parte, en el programa de internet "La Saga", Liliana Regueiro, del clan Trevi-Andrade, explicó que la hija de Gloria Trevi y Sergio Andrade falleció a causa de varias complicaciones tras beber leche y por no tener atención médica adecuada.

Liliana Regueiro detalló que fue Katia de la Cuesta quien le explicó a Gloria Trevi que su bebé no respiraba. La cantante de "El recuento de los daños" entró en crisis al no saber lo que ocurría con su criatura, pues estaban en una reunión con el productor que duró al menos tres horas, tiempo que no la dejó salir.

Por último, evitó entrar en detalles al momento de recordar la manera en la que se llevó el cuerpo de la bebé. "Lo que sí te puedo decir es que Sergio Andrade me obligó a mentirle a Gloria y decir que su hija tuvo cristiana sepultura".
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados