COLUMNAS
CERRO DE LA CAMPANA

Ante el regreso de los paisanos a sus lugares de origen, desde ayer se notó un aumento en el tránsito de vehículos en la carretera Internacional, principalmente en el trayecto de Sur a Norte, por lo que el camino no será fácil.

El delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en Sonora, Javier Hernández Armenta, recomendó en redes sociales extremar precauciones por las desviaciones y trabajos que se realizan.

Los conductores tienen que “armarse” de paciencia porque hay 42 desviaciones, la mayoría de ellas en entre Guaymas y Obregón, donde se cuentan catorce.

Pero también entre Guaymas y Hermosillo hay problemas, tramo en el que presuntamente encontrarás a elementos de la Policía Federal.

Las quejas se incrementaron desde los primeros días de diciembre, cuando grupos de paisanos usaron las vías federales sonorenses para trasladarse a las diferentes ciudades, ya que había lentitud en el tráfico.

Incluso, la Unidad Estatal de Protección Civil habilitó en sus redes sociales un seguimiento diario de cómo estaban los tramos y si había circulación normal o se enfrentarían problemas.

El descontento de algunos organismos de derechos humanos y organizaciones sociales por la promulgación de la Ley de Seguridad Interior por parte del presidente Enrique Peña Nieto, no había llegado hasta ayer a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El presidente del Poder Judicial, Luis María Aguilar Morales, asegura que no se había presentado ninguna acción, a pesar de la advertencia que se hizo en los medios de comunicación.

Los interesados tienen hasta el 13 de enero cuando termina el plazo de 30 días para impugnar la legislación que, a decir, de las organizaciones, da pie a la militarización del País.

En la primera sesión del pleno de la Corte de este año, se dio una lista de los asuntos que abordarán los ministros, entre los que resaltan la validez de la Ley Reglamentaria del artículo sexto párrafo primero de la Constitución en materia de derecho de réplica y los alcances del fuero militar.

Para la Comisión Nacional de Derechos Humanos, por ejemplo, esta ley posibilita que se vulneren derechos y libertades básicas reconocidas en favor de los mexicanos, que se afecte el diseño y equilibrio constitucionalmente establecido entre entidades, instituciones, órganos del Estado y Poderes.

El colectivo #SeguridadSinGuerra, que representa a varios grupos, advirtió sobre los riesgos de la Ley de Seguridad Interior, además siempre la criticó porque asegura no se escuchó a la sociedad.

Las instituciones de seguridad y de servicio no se escaparon en esta ocasión de las llamadas falsas, las que en Navidad y en Año Nuevo movilizaron a unidades sin sentido y poniendo en riesgo verdaderas situaciones.

La Policía Municipal, nada más entre el 31 y el 1 de enero, habla de ocho llamados de ciudadanos inconscientes, aunque la Cruz Roja también tiene el registro de otras tantas.

Nada más de enero a septiembre del año pasado, en todo el País, se recibieron 30 millones 52 mil 824 llamadas improcedentes o falsas alarmas, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En Cruz Roja, nada más el 24 de diciembre, alguien “sin oficio ni beneficio”, como se dice, una persona alertó de un atropellamiento múltiple, por lo que se enviaron cuatro ambulancias pero no había sido cierto.

Para Guadalupe Ayala Noriega, coordinador Local de Socorros, atender esta broma dejó sin unidades para atender otros servicios.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.