COLUMNAS
EN LA PELOTA
Batazo de 329 pies no pudo ser jonrón ni sujeto a Reglas

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).- “Dicen que para los judíos comer puerco equivale a un pecado igual al adulterio, pero mi vecino probó y no encontro la similitud”… JoeyAdams.

-o-o-o-o-o-o-

Hoy es día del correo. ¿Enviaste, nombre, apellido y sitio desde donde escribes?

Justino Perozo, de Caracas, dice: “Muy agradecido por sus informaciones acerca de Irma en la columna. Han sido una gran ayuda para todos sus lectores”.

Ricardo Almarzán, de Mazatlán, pregunta: “Mi padre vivió en Houston varios años y me cuenta que en un juego en el Astrodome, durante sus años con los Phillies, Mike Schmidt conectó un batazo de 329 pies, que ha sido el sencillo más laaaargo de la historia, Pero él no recuerda los pormenores. ¿Por qué ocurrió eso tan

extraño?”.

Amigo Chardo: Schmidt, quien era bateador de tremendo poder, con dos en bases, conectó ese estacazo, una línea, y la pelota fue a estrellarse contra la parte de abajo de una enorme bocina, instalada a 117 pies de altura, sobre la pizarra más allá de los bleachers del centerfield. La bola rebotó hacia el terreno, donde el centerfielder dominicano, César Cedeño, la capturó después de caer sobre la grama. Hubiera sido un jonrón inmenso, de no haber encontrado ese obstáculo. Los umpires tenían que decidir por ellos mismos, porque ninguna Regla habla de bocinas en medio de un jonrón. Reunidos los cuatro, sentenciaron que la pelota había quedado viva, y que todos hicieron lo que debían hacer. Es decir los embasados en primera y segunda, Dave Cash y Larry Bowa, avanzaron una base, Schmidt quedó en primera. Sencillo, ninguna impulsada.

A mis amigos lectores: El huracán Irma ha sido menos dañino de lo que pudo haber sido. Sin embargo, todo el estado de Florida está sin Internet, por lo que algunos medios no han recibido mis envíos algunas veces. Espero sepan comprender que para toda mi familia, como un equipo muy compacto, y para mí, hacerles llegar la columna a ustedes es una prioridad.

Por eso todos nos dedicamos a inventar cómo enviarla, incluso, ya hay vecinos cooperando con nosotros.

De todas maneras, debo declararme afortunado, porque muchos perdieron a sus allegados, otros todas sus pertenencias, el 80% de la población del Estado de Florida permanece sin luz (en casa hay energía, milagrosamente), hay calles inundadas o cerradas por árboles caídos, la televisión no puede sintonizarse, ni funcionan los teléfonos fijos, muchos de los celulares, sí.

En “Comcast”, así se llama la empresa que me sirve Internet, dicen no tener idea de cuándo va a restaurarse el servicio. Paciencia, mucha paciencia, paciencia.

Lo bueno de todo esto es que recuerdo cómo era la vida cuando no existían los teléfonos, la televisión, ni el Internet.

ATENCIÓN.- Puedes leer todo el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota”, si entras en Internet por “El deporte vuelve a unirnos”…

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.