COLUMNAS
MIRADOR

Historias del señor equis y de su trágica lucha contra La Burocracia.

El Funcionario del Estado hizo llamar al señor equis y le dijo:

-Nos hemos enterado de que andas diciendo que la otra noche hubo un terremoto. ¿Por qué estás propalando esa mentira?

Respondió, tembloroso, el señor equis:

-Porque hubo un terremoto.

-No puede ser -se irritó el Funcionario del Estado-. Hace años el Más Alto Funcionario del Estado emitió un Decreto por el cual prohibió que haya terremotos. O tú mientes o el terremoto desobedeció la Ley.

-Yo no miento -se atrevió a contestar el señor equis.

-Entonces -manifestó el Funcionario- debes capturar al terremoto para aplicarle el castigo que corresponde a su desobediencia.

El señor equis se angustió.

-No puedo hacer tal cosa -gimió desesperado-. Es imposible que alguien pueda capturar un terremoto.

-Eso demuestra tu culpabilidad -dictaminó el Funcionario del Estado-. A la Cárcel contigo.

El señor equis está ahora en Prisión. Su única esperanza de salir es que haya otro terremoto.

¡Hasta mañana!...

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.